Enrique Castillo González

…Y es que, en el mismo himno de la escuela donde me formé, viven estrofas que obligan a tocar el tema de los opiáceos dándole a la goma de opio un sentido humanitario; van algunas de esas estrofas…

-Adelante marchemos airosos, a luchar con denuedo y valor, y podremos salir victoriosos combatiendo sin tregua el dolor…-

La Escuela de Oficiales de Sanidad fue, sin duda, el bachillerato más humanista del sistema escolástico del Ejército Mexicano, ello sin dejar de ser militar; tendremos la oportunidad de dibujar el heroísmo de esos soldados que en su casco portan sobre un círculo blanco el poderoso símbolo de la cruz roja; por hoy solo traeremos a la mesa del tanque de ideas el tema este de -¿porqué en México es tan difícil recetar y administrar a los pacientes que sufren de grandes crisis medicamentos que arranquen el dolor del cuerpo?-.

Pero, primero ataquemos el tema desde el flanco de la -economía del narco-, y después nos ocuparemos del flanco fuerte, es decir hablaremos de los usos políticos de eso mismo.

-La ciencia económica ha demostrado la ineficiencia de las “políticas de prohibición de los bienes de consumo” particularmente en aquellos considerados como -nocivos para la salud-. La prohibición a la producción o al consumo del alcohol, tabaco y drogas comúnmente abre la posibilidad para la formación de “mercados negros”.

Se denomina “mercado negro” a la comercialización de bienes y servicios al margen de la ley, y, por estar proscritos generan escasez en la oferta y alto riesgo para quien compra y vende. Ambos efectos combinados conllevan a que el producto se oferte a un precio muy elevado, y en consecuencia a que el vendedor en un ambiente de casi nula competencia obtenga ingresos extraordinarios que le faciliten no sólo capacidad financiera para sobornar a las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley; también le dan capacidad organizativa para apropiarse de los elementos que faciliten su ilegal labor; adquirir inmuebles, armas, vehículos, y en general recursos suficientes para formar un ejército a su servicio es facilitado por tales recursos-.

-El caso de la prohibición y la venta de alcohol en los Estados Unidos durante algunos años de la década de los 20 (del siglo pasado) es una buena forma de entender, e incluso bien se podrá tomar como ejemplo de lo que hoy está pasando en el tema del “comercio de la amapola” en México-.

Pasemos ahora al tema del “comercio del dolor” (que es, como lo apunté, el flanco fuerte de esta batalla). Sustancias opiáceas son, alcaloides (del opio) morfina (que es el opiácea prototipo) y codeína. También tenemos que incluir en esos alfentanilo y oxicodona. Estas drogas están diseñadas para EVITAR EL DOLOR, y son procesadas de la goma de opio; acá lo surrealista es que, en México, gran productor de opiáceos de excelente calidad, para poder administrar a un paciente (regularmente son para pacientes que sufren de cáncer) se tiene que contar con la receta de un médico autorizado (oncólogo) y los precios son altísimos; en Estados Unidos y en varios países de Europa, buena parte de esos medicamentos se pueden comprar prácticamente en cualquier droguería (farmacia), ese es el surrealismo proyectado por los “intereses mercantiles de lo prohibido”.

 

Así entonces, y escribiendo esto desde Guerrero, en poco menos de 500 palabras abrimos el debate. ¿qué está a favor y que está en contra del uso reglado de estas drogas?. Resulta que aún con el confeti sobre los hombros, la virtual secretaría de Gobernación del regenerador gobierno entrante, sin dobleces dice -vamos por la legalización de la amapola- Olga Sánchez Cordero, magistrada en retiro le arranca a la “lindísima amapola” la etiqueta de “mala”. Obvio que a tal posición se le contrapone una negación, y esa está en todo el aparato que en los primeros párrafos de este escrito referimos, es decir, -la ciencia económica- explica también las afectaciones que tendría el mercado negro al legalizarse la producción de la flor que produce opiáceos.

 

A tiro de piedra. El poder ejecutivo tiene varias agendas que comenzarán a desahogarse desde el primer día de diciembre, la legalización de los opiáceos no es prioridad; el escenario ideal es -que el tema sea tratado con lógica patriótica, viendo el principal interés, la seguridad nacional- aunque hay otros escenarios, -el esfuerzo de los tenedores del mercado negro por seguir manteniendo las cosas como están-.

Último patrullaje.- El que el Estado Mexicano, desde hace casi 70 años, hubiera tratado el tema desde una perspectiva militar, aumentó el catálogo de amenazas a la nación; se hizo más ancho el camino para -mercado de armas-, -migración ilegal-, lavado de dinero-, proliferación de grupos armados, etc.- Luego entonces, el que desde la oficina principal de la Segob se ataque el paradigma da lugar a hacer prospectivas regeneradoras, como sea, el tema está ahí.  

Greguería.- Mi niña; no es difícil acariciar tu pelo, Dios hizo largos tubos de rizos en forma de caracol y así mis dedos suben tocando todos sus lados.

Balazo al aire.- Cuando el dolor es una bendición de Dios.

OXÍMORON.- Sufrir alegremente.

HAIKU.- Tu labio, el de arriba

               nube roja

               casa mía.

COMPARTIR