Y PARA LA REFLEXIÓN…

Por Enrique Silva

¿Considera usted que existe un sistema de transporte público local seguro, confiable y en buenas condiciones? … en pocas palabras ¿taxis, camiones o servicio colectivo en el que nos podamos sentir seguros al abordarlos? 

Siempre nos quejamos del mal estado en que se encuentra la mayoría del transporte público local en la mayoría de ciudades del país, de lo poco capacitados para ofrecer un servicio adecuado los trabajadores del volante y de la casi nula regulación que imponen las autoridades.

 Se ha vuelto común que en las ciudades donde han entrado a ofrecer su servicio los taxis por aplicación, los transportistas tradicionales se inconformen y hagan hasta lo imposible por sacarlos del servicio ya que los consideran una competencia desleal, pero difícilmente se ocupan en prestar un mejor servicio y renovar sus unidades y por supuesto no se ocupan de ser leales con los clientes y que estos se sientan más o igual de gusto con ellos como cuando se suben a alguno de aplicación telefónica.

Los transportistas aseguran que no les alcanzan los recursos para renovar sus unidades, pero entonces ¿cómo es que a los de aplicación si les alcanza para prestar un servicio adecuado y hasta ampliar su flota? como que tendrían que analizar que está pasando con ellos y no ocuparse tanto de los otros y entender que si se buscan otras opciones que llegan incluso a ser en ocasiones hasta más caras es debido a que el servicio que prestan deja mucho que desear.

Es cierto que hay una regulación que se debe cumplir para prestar el servicio de transporte de personas pero habría que cuestionar a quienes gozan de las concesiones o permisos si ellos cumplen cabalmente con los requisitos o solo buscan frenar a una competencia que ha demostrado ser más eficiente y confiable ¿no cree usted?

COMPARTIR