Eduardo Salgado Sánchez

 

La presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo informó que hoy se reunirá con la secretaría de Energía del gobierno federal Rocío Nahle, a quien   pedirá el cambio de tarifa industrial a carácter social de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama) por parte de la CFE, ante las altas tarifas  a la paramunicipal que no persigue fines de lucro.

En declaraciones a reporteros y luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador señalara que cada quien debe asumir su responsabilidad, en torno a la deuda que tiene la Capama con la CFE, la primer edil afirmó que hay interés del gobierno federal en apoyar al puerto y que prueba de ello es la inversión de 600 millones de pesos para la dignificación de las zona suburbana, así como los apoyos federales.

Relató que hace dos meses, en su responsabilidad de primera autoridad en el municipio se reunión con directivos locales y ejecutivos regionales de la CFE, quienes le ofrecieron un descuento del 40 por ciento al adeudo histórico, planteamiento que dijo no aceptó por la falta de solidez económica.

Adela Román precisó que continúa en la gestión a efecto de que la deuda histórica, de más de 500 millones de pesos sea absorbida por la federación y que su gobierno continúe con el pago que la CFE factura mensualmente a Capama que aunque no precisó cifras, dijo “es una cantidad bastante fuerte”.

Por ello, la primer edil quien también es secretaria general a Asamblea Nacional de la Asociación de Autoridades Locales de México (AALMAC) precisó que la luchas es la imposición de tarifas sociales como la que pagan los campesinos.

“Vamos varios presidentes municipales que pertenecemos a AALMAC, tal vez se den cita otras organizaciones de alcaldes, síndicos y regidores”, indicó.

En otro tema, la alcaldesa desconoce si ya se reanudaron al 100 por ciento las clases en Xaltianguis pero afirmó solicitaría un informe sobre la situación que afecta a más de dos mil alumnos en la comunidad que recientemente vivió pánico ante un enfrentamiento entre grupos comunitarios, que dejo dos muertos.

COMPARTIR