Las personas fallecieron luego del sismo de magnitud 6.7 registrado en Hokkaido, la principal isla del extremo norte de Japón, que causó deslaves y enterró viviendas bajo aludes de tierra, rocas y madera.
 
Al menos 16 personas murieron o se presume que murieron por un sismo de magnitud 6.7 en Hokkaido, la principal isla del extremo norte de Japón, que causó deslaves y enterró viviendas bajo aludes de tierra, rocas y madera, señalaron las autoridades el viernes.
Los rescatistas buscan entre las montañas de escombros cerca de una pequeña localidad montañosa con la esperanza de encontrar sobrevivientes.
Aún se desconoce el paradero de varias personas por el sismo registrado el jueves por la mañana.
COMPARTIR