El presidente del Colegio de Ingenieros y padre de la víctima reprueba a jueces y magistrados.

Florencio Hernández del Ángel, presidente fundador del Colegio de Ingenieros de México y padre de Diana Belén Hernández Moreno, secuestrada el 28 de mayo de 2016 y posteriormente asesinada, acusó que uno de los homicidas confesos tuvo una sentencia anticipada y hasta recibió una beca del Tec de Monterrey.

“No solo se nos revíctimiza a través de los procesos judiciales, donde los jueces y magistrados locales y federales en materia penal ignoran los derechos de las víctimas y solo consideran y reconocen los de los homicidas.

“Ahora también organizaciones de la sociedad civil para ganar notoriedad se lanzan a defenderlos y obtener su libertad anticipada, cuando estamos en una sociedad lastimada por el mayor índice de violencia de nuestra historia moderna”, expresó.

Hace dos años, dos adolescentes, uno de ellos compañero de su hija en la prepa de la UVM campus Tlalpan, la secuestraron, exigieron rescate, la asesinaron y arrojaron el cadáver en una carretera de Morelos.

Los adolescentes Gustavo Adán Paredes González —al parecer seudoestudiante infiltrado, en busca de víctimas— y José Carlos Rincón Aguilar fueron detenidos y confesaron el crimen.

COMPARTIR