por Juan José Romero

 

Sin protocolos de seguridad para los cuentahabientes de las instituciones bancarias, siguen registrándose enormes saturaciones de personas para realizar cobros y demás movimientos bancarios.

 

Largas filas sobre todo de personas de la tercera edad que acudieron a una sucursal bancaria del centro de la capital a realizar su cobro del programa federal para las personas adultas mayores, pero sin respetar ninguna medida de seguridad, y menos guardar la sana distancia entre una y otra persona.

 

No obstante al interior del banco, la atención de clientes es lenta pues solo se permite el acceso de dos y en dos, y sentados a una distancia de al menos un metro una de otra, lo cual no sucede afuera.

 

Los adultos mayores señalaron que no les queda de otra para poder cobrar su “pensión” que el gobierno federal les otorga para poder sobrellevar la crisis por el Corinavirus.

 

Pese al riesgo, las personas continúan acudiendo sobre todo por que las instalaciones de “Bancomer” del centro de Chilpancingo es la única que da servicio en ventanilla, el resto de las sucursales ubicadas en la lateral del Boulevard Vicente Guerrero a la altura de la plaza Chilpancingo, y en el mercado Baltasar R. Leyva Mancilla no otorgan dicho servicio por la pandemia.

 

Desde inicio de este mes, el personal de este banco anuncio que por disminución de personal para la atención de clientes “a nivel nacional”, debido a la pandemia por el Covid-19.

COMPARTIR