Por Ignacio Hernández Meneses

 

Frente al cuestionamiento en el sentido de que se está militarizando Guerrero con la llegada de la naciente Guardia Nacional, Jair García Delgado, presidente Foro de Construcción Ciudadana advirtió que “sería un suicidio” quitar a los militares, regresarlos a los cuarteles, por el momento, son la alternativa para retornar a la paz.

Indicó que la Policía Federal y la Gendarmería ya tuvieron su oportunidad de servir y demostrar de qué están hechos, pero no tuvieron estrategias de fondo contra el crimen organizado.

Del paro de la Policía Federal, Jair García dijo que hay resistencia de parte de los paristas, ya que estaban cómodos y no entendieron  la importancia de la seguridad, por eso es natural su protesta ya que en Acapulco solo se andaban paseando, enamorando a las mujeres en la avenida Costera Miguel Alemán Valdez.

Sostuvo que la naciente Guardia Nacional es garantía de pacificación, de combate a la violencia e impunidad, sobre todo porque tiene mando militar, “es uno de los 8 puntos que plantea el presidente Andrés Manuel López Obrador”.

El coordinador del Movimiento Nacional por la Esperanza en Guerrero dijo que los ciudadanos tienen mucha confianza a los militares,  y que por eso, la nueva corporación de seguridad pública federal tendrá mandos efectivos con formación militar. 

COMPARTIR