Por Eduardo Salgado Sánchez 

A un año de gobierno, la seguridad, la disminución de la nómina del Ayuntamiento  y la Capama, así como dar celeridad a los procesos jurídicos en contra de los responsables del quebranto financiero del municipio, son los pendientes, reconoce el coordinador de los regidores de Morena Hugo Hernández Martínez.

En declaraciones, Hernández Martínez consideró que el balance de gobierno en el primero año es “positivo a secas”, toda vez que se realizaron acciones en favor de la clase trabajadora como pagar los adeudos del Infonavit y con la financiera Libertad, con lo que fueron desmarcados del buró de crédito.

El edil dijo que en el tema de seguridad ha habido avances que se han palmado en la disminución de los índices delictivos gracias al apoyo del gobierno federal con la presencia de fuerzas castrenses y de la Guardia Nacional no obstante, refirió que es  necesario dotar de todos de más elementos a la Policía Municipal y a los elementos activos, mejorar su armamento y equipo.

En cuanto a la nómina del Ayuntamiento, dijo que se requiere adelgazar la nómina como parte de la austeridad mandatada desde el gobierno federal y los recursos ahorrados, destinarlos a la mejora de servicios públicos. Sobre Capama, remarcó que la falta de agua es la principal queja de la ciudadanía y que en ello, se debe trabajar aún más.

Finalmente, Hernández Martínez expresó que la ciudadanía sigue en espera de que se actué contra los responsables del quebranto financiero del municipio de Acapulco y confió en que en breve, la Contraloría del municipio informará al Cabildo cómo van los procesos de fiscalización y si ya se interpusieron denuncias contra ex funcionarios de la pasada administración perredista de Evodio Velázquez Aguirre.

 

COMPARTIR