Víctor Hugo Robles Mújica

Los gobiernos anteriores han provocado un desastre administrativo, que debe ser reparado de inmediato, pero se requiere de la intervención del gobierno federal para devolverle a los acapulqueñas la tranquilidad y la gobernabilidad financiera y social que se requiere, aseguró la alcaldesa electa de Morena, Adela Román Ocampo.

Asimismo dijo que será la Contraloría y la Auditoría quienes se encarguen de investigar y sancionar a quienes hayan cometido todo tipo de irregularidades administrativas,  que van desde desvíos de recursos y malversación de fondos públicos.

De tal forma que todas las evidencias serán entregadas a las autoridades competentes para que a partir de ahora no se presenten actos de corrupción e impunidad, como lo han planteado a nivel nacional, porque fue la principal promesa del nuevo partido que llega al poder en la mayoría de los estados.

Explicó que el pueblo optó por darles la oportunidad de ser gobierno, por esa razón tienen el compromiso de que se haya valer la ley y aplicar las penalidades correspondientes a quienes no hayan cumplido con ellas durante su paso por la administración pública.

Al reunirse con Evodio Velázquez dijo que espera que los términos en que se lleve la transición de poderes, estos sean lo más correcto que se pueda, porque se revisarán a detalle cada una de las dependencias municipales con su auditoría correspondiente.

La alcaldesa electa de Acapulco de la coalición (MORENA-PES) Adela Román Ocampo informó que sostendrá más reuniones con el edil municipal perredista de manera frecuente “porque Acapulco merece y necesita la reconciliación, y este primer encuentro con Evodio abra otros más porque va ser necesario y vamos analizar área por área”.

Román Ocampo dijo que, tras finalizar las campañas políticas, y es momento que los intereses estén centrados en Acapulco y se tome la ruta y caminar de la mano “en ese lapso Evodio, sostendremos una plática cordial amable, por el bienestar de la ciudad, y no tengo la menor duda, que esta transición de la entrega de recepción tenga que ser de lo más cordial”.

Velázquez Aguirre expresó que compartieron varios puntos de vista y tiene todo el interés de entregarle a Adela Román un buen gobierno, le deseó que le vaya bien, “le tocará jugar el papel de Evodio Velázquez un papel responsable pero lo más importante es que ha convenido trabajar de la mano por el bien de los acapulqueños y encaminar políticas públicas que han fortalecido a la ciudad y de manera responsable y respetuosa y poner al tanto a la alcaldesa los problemas y los desafíos de la ciudad”.

Adela Román comunicó que conversaron sobre el próximo presupuesto del 2019 y le informó de la situación que se mantiene la administración pública, con la búsqueda del avance de la ciudad y llevar un buen gobierno. Sostuvo que son bastantes compromisos, pero se tendrán que servir con honestidad, eficiencia y eficacia en compañía del equipo de trabajo que al frente de la función pública y quienes gobiernen Acapulco sean funcionarios públicos con compromiso social.

La alcaldesa electa aseguró que se reinventará Acapulco y se continuará con los planes y proyectos que quedaron inconclusos de algunas administraciones buenas, pero los proyectos que dejó Evodio hay que continuarlos “aquí no es como se estila que todo lo que hizo el que se fue, todo está mal y solamente todo está bien lo que yo quiera hacer, aquí es tomar en cuenta las experiencias de otras administraciones y de otros gobernantes para que marchemos, hay muchos proyectos para Acapulco”.  

La morenista informó que Acapulco y Guerrero estuvieron abandonados por décadas y el gobierno de la república tiene una deuda histórica con el estado y la ciudad, Guerrero tiene la esperanza de la victoria del presidenciable Andrés Manuel López Obrador que gobierne el país mexicano y se demostró con los más de 30 millones de votos. Agradeció al pueblo de Guerrero y de Acapulco.

Concluyó que con el alcalde perredista tienen una trinchera distinta “pero con un objetivo común, que es Acapulco espero que aquí, quien le toque entregar, todo siga aquí de manera cordial, como lo hemos acordado, y los dos seremos que Acapulco nos necesita para avanzar”.

COMPARTIR