Juan José Romero

El coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, Héctor Apreza Patrón, justificó el esfuerzo que ha hecho el gobierno del estado que encabeza Héctor Astudillo Flores por tratar de disminuir el número de plazas fuera del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE).

El priista recordó que de casi 13 mil plazas fuera de FONE a poco más de 5 mil 700, que hoy tienen el problema de no recibir su pago por falta  de recursos para cubrir esta nómina que de acuerdo con las autoridades educativas se requieren de al menos mil 200 millones de pesos al año, es decir, 100 millones de pesos mensuales.

 

“El gobernador Astudillo ha sido muy puntual en eso, no ha creado más plazas que las que han sido indispensables de acuerdo a la demanda educativa, por el contrario, ha habido una enorme reducción y en el congreso del estado las distintas fracciones parlamentarias hemos venido abordando el tema”, indicó.

 

Apreza Patrón dijo en entrevista telefónica  que pese al conocimiento que se tiene en la federación de este problema y lo que se ha discutido en el estado, el problema de los maestros fuera de Fone, no está resuelto, puesto que la preocupación la tienen maestros de la CETEG y del SNTE.

 

Indicó además que desde el Poder Legislativo se han hecho los llamados correspondientes a la federación con el objetivo de encontrar los mecanismos necesarios que garanticen el pago de los más de 5 mil 700 maestros cuya quincena están en riesgo de no recibirla.

 

Durante la sesión de este jueves, la fracción mayoritaria de Morena en el congreso no avaló un exhorto dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador para que garantizara el pago de los profesores enviándose la propuesta a las comisiones respectivas.

 

“Lo que debe evitarse en el congreso del estado, es tratar de partidizarlo, evidentemente los recursos para el pago de FONE, lo maneja la federación ni siquiera son recursos que lleguen aquí al estado, los cargan contablemente al presupuesto pero son recursos que no llegan aquí, los más de 16 mil millones de pesos no llegan aquí, se manejan a nivel central”, explicó.

 

En este sentido, dijo el priista, han propuesto que la federación absorba esa parte del magisterio y de los trabajadores administrativos del sector educativo que ha venido pagando el gobierno federal.

 

Reprochó que el ejecutivo estatal tenga que ir a la Ciudad de México a “negociar y negociar como ha sido la historia”, sea la federación quien se responsabilice de esta situación pues se trata dijo de plazas federales de manera inmediata.

La idea es que los recursos para el pago de estos maestros no lleguen al estado sino que sea la federación de manera directa quien se encargue del pago a los maestros, y que el tema no se partidice al interior del congreso.

 

“Lo que no podemos partidizar es el pago del magisterio, no podemos partidizar que el salario llegue al bolsillo vinculadas al sector educativo, nosotros no estamos que esto se beneficie a los militantes de uno u otro partido esto es un derecho laboral que tienen adquirido los trabajadores del magisterio”, señaló.

Insistió que se trata de una obligación de la federación de garantizar el pago de los maestros, personas que dijo trabajan y no se preocupe por quienes no estudian ni trabajan y les garantice recursos como pago.

Ante el riesgo de movilizaciones que los maestros han amagado realizar sino les pagan sus respectivas quincenas, Apreza  comentó que el gobernador ha venido planteando a la Secretaría de Hacienda desde el año pasado, por lo que el tema no es de ahora o de manera improvisada.

Sostuvo que en el congreso varios de los diputados de las diversas fracciones han estado impulsando exhortos para que el problema sea resuelto desde hace meses, no es un “asunto que llega al cuarto para las doce, es un asunto que se  ha hecho las conciliaciones necesarias con la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Educación Pública, solamente hace falta la voluntad política y al decisión del gobierno federal de decir, continuemos para adelante”, expuso.

Refirió que derivado de la falta de información durante la sesión de este jueves se propuso establecer una mesa de trabajo con autoridades federales, estatales y el congreso para que de manera conjunta se encuentren soluciones y otorgar certidumbre a los trabajadores de la educación fuera de FONE.

Incluso el priista señaló que una vez garantizado el pago de los trabajadores se puede revisar caso por caso para detectar posibles irregularidades, y que comparezcan los funcionarios responsables para que expliquen lo que pasa con estos más de 5 mil 700 maestros.

COMPARTIR