Bernardo Torres

Chilpancingo, Guerrero.- Al menos 58 casas resultaron inundadas por el desbordamiento del Río de Cocula, fenómeno que no ocurría desde hace más de 25 años, informaron autoridades municipales y de Protección Civil del Estado.

De acuerdo con la Secretaría de Protección Civil Guerrero, en la zona de la región Norte donde se ubica Cocula, no se reportaron tormentas, sin embargo, el río creció debido al escurrimiento provocado por las lluvias que cayeron en las últimas horas en los Estados de Morelos y México.

La creciente provocó a su vez que alrededor de las 5:45 horas de este jueves el río saliera de su cauce e inundara la parte baja de la cabecera municipal, así como parte de tres pueblos más.

El presidente municipal, Erick Ulises Ramírez Crespo que se tuvieron que movilizar los cuerpos de rescate y seguridad de este municipio, y llegó en apoyo Protección Civil del Estado, elementos del Ejército Mexicano y más tarde la Jurisdicción Sanitaria, quienes realizaron brigadas de apoyo a las familias afectadas.

En un primer momento, la Secretaría de Protección Civil del Estado informó que había 20 viviendas afectadas por introducción de agua, sin embargo, el alcalde precisó que hasta las 9:30 horas se llevaban contabilizadas 58 casas inundadas, de las cuales, 45 eran de la cabecera municipal.

Dijo que en el barrio de La Concepción se inundaron casi todas las casas, mientras que el barrio San Francisco resultó dañado en un 50 por ciento, así como de forma parcial San Miguel y San Bartolomé Bajo.

Sin embargo, las comunidades de San Juan, La Monera, Apipilulco y Atlixtac también resultaron afectadas, donde no ha culminado el censo de daños.

Ramírez Crespo recordó que esto no pasaba en Cocula desde hace más de 25 años, y que lamentablemente en esta ocasión el cauce del río se desvió, afectando la parte baja de la cabecera municipal y varias localidades, por lo que ya se estaban llevando apoyos a las familias damnificadas.

Aplican plan DN III en Cocula por fuertes lluvias

El Ejército Mexicano implementó el Plan DNIII y personal de la Policía del Estado y de Protección Civil estatal y municipal atendió a familias que resultaron afectadas por el desbordamiento de un canal pluvial en la cabecera municipal de Cocula, debido a una tormenta que cayó en la madrugada de este jueves.

 

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, informó que al menos 11 viviendas ubicadas en la colonia San Andrés se inundaron y el agua alcanzó hasta casi un metro debido a un torrencial aguacero que cayó en las primeras horas de hoy.

Por esa razón, se coordinaron acciones entre las instituciones que integran el Grupo de Coordinación Guerrero para apoyar a la población.

Personal de la SEDENA aplicó el Plan DNIII, y en coordinación con empleados de Protección Civil estatal y municipal de apoyó a 14 familias que resultaron afectadas, para rescatar enseres y muebles que puedan servir del interior de sus viviendas, así como en las labores de limpieza para que puedan regresar hoy mismo a sus viviendas.

Personal del Ejército Mexicano y Policía Estatal en coordinación con Protección Civil del Estado y del Ayuntamiento de Cocula, continuarán realizando recorridos para salvaguardar la integridad física de las personas y apoyar a las familias que resultaron afectadas.

COMPARTIR