*Acapulco necesita un ordenamiento vial y en todos los sentidos

*Se reunió con empresarios de Coparmex

Eduardo Salgado Sánchez

Acapulco, Gro., 1° de junio de 2018.- Ante la problemática y molestia de la ciudadanía por la recién colocación de los nuevos parquímetros en Costera y centro de la ciudad, el candidato del partido Nueva Alianza a la alcaldía de Acapulco, Rubén Figueroa Smutny planteó que de llegar a la presidencia municipal retiraría los colocados “de más” y dejará operar los que realmente fueron sustituidos.

En declaraciones a reporteros al término de un encuentro con empresarios de la Coparmex a quienes planteó propuestas en los diversos temas y problemas que atañen al puerto, sostuvo que dejaría funcionar los parquímetros que realmente fueron sustituidos.

“Los que están demás los retiraría, creo que esos hay que mantenerlos; yo no estoy en contra de renovar el mobiliario urbano del Ayuntamiento yo creo que eso es bueno, el recurso que pueda entrar por los parquímetros al municipio es bienvenido pero no ampliarlo, yo creo que ahí se cometió un grave error; retiraría los que están demás y mantendría los que están sustituyendo el mobiliario urbano obsoleto”, dijo.

Refirió que el puerto de Acapulco no solo requiere un ordenamiento vial si no que en todos los aspectos, “orden administrativo, en la aplicación de la ley, en la aplicación de sanciones administrativas, etcétera en los diferentes rubros”.

Por otra parte, Rubén Figueroa dijo tener clara la problemática por la que atraviesa el Ayuntamiento y comentó que desde hace seis años se está trabajando de cerca con la gente “y municipio y sabemos bien lo que está pasando en el Ayuntamiento y traemos buenas propuestas para resolver cada uno de los problemas que hay”.

A pregunta de un reportero que si cabe la posibilidad de duplicar el presupuesto del Ayuntamiento de cuatro mil millones de pesos, Figueroa Smutny dijo que su propuesta es que año con año, al presupuesto público se le incremente 500 millones de pesos, lo que equivale al uno por ciento del presupuesto estatal, “para ir solventando sus gastos financieros que tiene y esto se haría vía el Congreso del estado con los diputados que llegarían a la próxima legislatura; que reconozcan las distorsiones fiscales que hay en el puerto y que le manden más dinero”.

*A empresarios, sostiene propuesta de mano dura a la delincuencia y ser facilitador al desarrollo económico

Al sostener un diálogo con los empresarios de la Coparmex, Rubén Figueroa sostuvo que de llegar a la alcaldía, habrá mano dura en contra de la delincuencia, ya que insistió que en el puerto se puede realizar cualquier tipo de delito sin que haya sanción alguna.

Así mismo, propuso a los empresarios simplificar la tramitología que los inversionistas afrontan al emprender un negocio y ordenar los diversos temas que estos implican, “y ante el personal que realiza las revisiones a los negocios, que ustedes tengan a quien acudir si los están extorsionando y simplificar los trámites para la construcción, lo que sea para la generación de empleos”.

Agregó “quitaríamos la mayor parte de los trámites, solo dejaríamos los más indispensables para quitarle formas de distorsión y extorsión a algunos empleados, yo creo que la autoridad debe ser facilitadora y promotora de cosas, no complicar las cosas, que los ayuden a generar impuesto y si a los empresarios les va bien, al Ayuntamiento se le va a pagar un impuesto”.

En cuanto al tema turístico, Figueroa Smutny partió de que se tiene que resolver el problema de la inseguridad, “Acapulco se vende solo y hay atractivos turísticos que están pasados de moda porque no hay inversión; hace más de diez años que no se hace un hotel nuevo en Acapulco porque hay seguridad en invertir”.

Agregó “porque tu llegas y quieres  hacer un edificio, te cae luego luego la extorsión; si les pagas esa cuota y vas adelantando la obra te secuestran a tu director de obra y si acabas el proyecto, te secuestran a tus empleados”.

Ante esta situación, refirió que los inversionistas optan por invertir en otros lugares donde si hay seguridad “y entonces, cuando se resuelva el problema de la inseguridad, entra en acción el beneficio geográfico que tiene Acapulco que está a tres horas y media del mayor mercado que tiene el país que es la Ciudad de México”.

Sostuvo que ahora el turismo que viene a Acapulco es de Oxxo y supermercados, “para que haya turismo de mejor calidad y mucho dinero, se necesita la seguridad y si se resuelve, vendrá el turista extranjero y la inversión extranjera”.

 

COMPARTIR