Por Eduardo Flores Salado

Para el presidente de los restaurantes de playa Bonfil, Sergio Mejía Vargas ninguno de los tres niveles de Gobierno se ha hecho responsable de la situación de cierres de negociaciones por falta de ingresos y sólo se limitan a exigirles que respeten las medidas sanitarias sin importarles que estén en crisis por sus deudas y los pagos de servicio e impuestos.

En entrevista con Enfoque Informativo dijo que más del 20 al 25 por ciento de los negocios de las zona Dorada, Tradicional y Diamante tuvieron que cerrar sus negocios por falta de apoyo económico durante esta contingencia sanitaria de coronavirus.

“Te puedo decir que con platicas que hemos tenido con algunos compañeros restauranteros de Acapulco una gran  cantidad de negocios han tenido que cerrar en el municipio de Acapulco en las tres zonas como el Acapulco Dorado, tradicional y zona Diamante en estos cuatro meses de pandemia en un 20 y 25 por ciento de los negocios ya no habrieron y están otros 15 por ciento en agonía”, comentó.

Por otra parte también exhorto tanto al Gobierno estatal, municipal y diputados a no pretender presentarse dentro de seis meses cuándo quieran el voto porque de la misma manera serán ignorados.

Asimismo exhortó nuevamente autoridades de los tres órdenes de Gobierno para que apoyen por medio de algunas instituciones que puedan otorgar recursos para ayudar a este sector vulnerable y puedan reactivar la económia en la ciudad y generar empleos.

Indicó que pese a la falta de recursos han hecho esfuerzos para poder cumplir con las medidas higiénicas y sanitarias que exigen autoridades de Salud.

COMPARTIR