Denuncian en redes sociales tráfico de animales en Acapulco

Frida Alvarado

Arturo Islas Allende, considerado como un activista con gran influencia en las redes sociales denunció a través de un video en sus redes sociales, el supuesto tráfico de animales que sucede en Acapulco. 

En el video, el influencer expone a un grupo de jóvenes que compran una cría de cocodrilo vivo, en una presunta tienda de artesanías en una playa del puerto.

Además, explicó los comportamientos que tiene el animal indefenso al no estar en su hábitat y lo peligroso que puede ser, tanto para los jóvenes como para la especie.

El activista preocupado ante la situación, hizo un llamado tanto a las autoridades correspondientes, como a los jóvenes que compraron el ejemplar para que actúen de manera correcta y lo entreguen para que sea devuelto a su hábitat natural y también sancionar al responsable de la venta.

En Acapulco, el tráfico de especies en las playas ha sido denunciado con anterioridad a través de las redes sociales, en diferentes playas concurridas como lo son Caleta y Caletilla, Icacos, Puerto Marqués y Revolcadero. 

Donde se muestra como personas ofrecen tomarse una fotografía con algún animal extraído ilegalmente de su medio ambiente.

Rescata Ayuntamiento de Acapulco cocodrilo que compraron visitantes

El Ayuntamiento de Acapulco reprueba cualquier afectación a la ecología y al medio ambiente, al igual que el tráfico ilegal de especies animales, señaló el secretario General, Ernesto Manzano Rodríguez, tras rescatar un pequeño cocodrilo que adquirió ilegalmente un grupo de jóvenes visitantes.

Luego de una denuncia que hicieron usuarios de redes sociales, se contactó a los poseedores del lagarto, quienes aceptaron entregar el animal para su cuidado y conservación; a su vez, el funcionario municipal entregó el reptil a inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Será ese órgano desconcentrado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el que valorará si regresan a su hábitat natural o dejan al pequeño cocodrilo en cautiverio en una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) para la conservación y aprovechamiento sustentable de vida silvestre.

Los jóvenes que tenían en su poder al reptil, dijeron que no lo compraron, sin embargo, ellos mismos grabaron un video del momento en que negocian con una mujer en Puerto Marqués la adquisición del animal al cual llaman “Coco”, imágenes que circulan como denuncia de un ambientalista en la red social Facebook.

 

Coco está en buenas manos

Gracias a las redes sociales conocimos a Coco, un cocodrilo que estaba siendo utilizado para grabar videos.Trabajamos en conjunto con el ambientalista Arturo Islas Allende y la PROFEPA para contactar a los jóvenes e hicieran conciencia de regresar a Coco a su hábitat natural. Hoy ya está en buenas manos.Mi reconocimiento para los jóvenes, hoy tienen una buena lección aprendida y una gran historia que contar.

Posted by Adela Román Ocampo on Monday, 29 June 2020

 

COMPARTIR