Enfoque Informativo y Agencias 

La violencia encarnizada ha dejado al menos 53 personas que habrían sido presuntamente secuestradas en Coyuca de Catalán, Guerrero, luego de solicitar ayuda ante la presencia en la región del grupo delincuencial de “la Familia Michoacana”.

De acuerdo a reportes en redes sociales y grupos de Whatsapp, que no fueron confirmados por autoridades de los tres órdenes de gobierno,  entre el 3 y 4 de septiembre las personas fueron sacadas de sus domicilios en Santa Teresa, Las Cruces, Mesas de Pineda, Pancira, Río Florido, Santo Domingo, Monte Grande, El naranjo, Zirandaranguio, El Jabalí, El Embarcadero, Las Cienegas, Taretaro y El Coyol. 

Algunos cuerpos, se reportó, aparecieron dentro de una camioneta en el  camino a Santa Teresa, mientras que los familiares de las víctimas comenzaron a recibir imágenes y videos de las torturas a las que fueron sometidos los presuntos desaparecidos.

En redes sociales se difundió una de las presuntas grabaciones con una duración de menos de un minuto con 30 segundos, donde se apreció a dos hombres que son golpeados con palos y a patadas hasta quedarse inmóviles ante la violencia a la que son sometidos, mientras civiles armados cavan una zanja.

En días pasados, registraron diversos enfrentamientos entre presuntos grupos delictivos con un saldo de al menos una persona herida y un vehículo incendiado, al grado que el inicio oficial de clases no ocurrió como el calendario escolar lo marcaba.

La violencia en esta región de la Tierra Caliente se recrudeció derivado de la disputa que existe entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y la Familia Michoacana.

 

*** Reporta la CRAC-PF desaparición de regidor de Seguridad 

En otro hecho fue reportada la desaparición del regidor de Seguridad Pública del municipio de Hueycantenango, Leocadio Bolaños Hernández.

De acuerdo al  coordinador de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF), con David Sánchez, el regidor desaparecido pertenecía a la CRAC-PF y dio un plazo de seis horas a las autoridades locales y estatales para la presentación con vida del funcionario. 

De no ser entregado con vida, advirtió, más de 600 policías de la CRAC-PF -quienes fueron desconocidos por las casas matrices-, tomarán Hueycantenango para asumir el control de seguridad en la zona.

Además, un servidor de la nación fue asesinado en dicho municipio de la Montaña Baja.

Según reportes,  la madrugada de este domingo alrededor de las 3 de la mañana se reportó el asesinato de un hombre en las inmediaciones de la localidad de Ayahualtempa, municipio de José Joaquín de Herrera.

La víctima fue identificada como José “N”, servidor de la nación, originario de la localidad en donde fue asesinado. Según los primeros reportes, hombres armados dispararon contra su humanidad.

Se informó que fue hasta la mañana ayer cuando personal de la Fiscalía General del Estado (FGE), acudió a la zona para las labores de ley y se solicitó el levantamiento del cuerpo al Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo.

Al respecto, el delegado del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros informó  que se interpuso una denuncia ante el Ministerio Público y a la vez, exigió a la Fiscalía General del Estado una investigación seria y pronta.

Dijo que él fue informado del asesinato de José Cipriano Hernández a las 8 de la mañana, quien fue ultimado a balazos en el centro de la localidad donde se realizaron las diligencias por el agente del Ministerio Público.

El delegado no pudo precisar si el “servidor de la nación” salía a desempeñar alguna actividad de trabajo, pero indicó que todos los fines de semanas se están realizando asambleas en comunidades donde se operará el programa La escuela es nuestra.

Informó que durante el día tuvo comunicación con el gobernador Héctor Astudillo Flores quien le manifestó que en la zona había otros asesinatos y que estaba preocupado.

 

COMPARTIR