Ignacio Hernández Meneses.

 

Ante el señalamiento de Enfoque Informativo sobre los “módulos basura” de información turística, el director municipal de Turismo, José Luis Basilio Talavera reconoció que dan mala imagen y que los renovarán antes del Tianguis Turístico.

El responsable de la política turística explicó que aunque no le han autorizado el presupuesto para restaurarlos, algunas empresas privadas como yates de recreo los apoyarán con esos módulos, para tal efecto, se están realizando reuniones para tomar acuerdos.

El funcionario municipal también manifestó que van a trabajar de la mano con la policía turística con el fin de fortalecer la labor de orientación e información turística, “estamos rediseñando esta tarea, donde por ejemplo, los trabajadores sindicalizados que cuidan de los módulos cumplan plenamente sus horarios, y los de confianza coadyuven en otros horarios para cubrir todo el día. Los asistentes turísticos están de igual forma preparados para sumarse a la orientación turística con visitantes nacionales y extranjeros”.

 

Con “módulos basura”, Acapulco dará bienvenida al Tianguis Turístico

 

Como informamos oportunamente, el Tianguis Turístico está a la vuelta de la esquina.

De acuerdo con la Sectur federal, se recibirá a compradores provenientes de más de 60 países de los cinco continentes. Es el único evento que ha promovido y vendido un destino, único por su historia, su cultura y su belleza natural. Será del 7 al 10 de abril, pero la casa no está muy limpia porque sus módulos de información turística están casi desechos, oxidados, dan una imagen que da vergüenza.

Dimos cuenta que el módulo de información y orientación turística ubicado en el Malecón está casi desecho, le falta un pedazo de techo y parece choza de indigente.

A 10 metros, podemos apreciar el majestuoso bronce en honor a don Benito Juárez, el padre de la verdadera austeridad republicana que se encuentra muy sucio por el excremento de las palomitas y cucuchitas, y su barandal de mosaico veneciano que casi lo rodea, está semidestruido y ofrece también mucho ruido visual a la imagen urbana.

Sin embargo, a este monumento erigido en honor al Benemérito de las Américas no lo han reparado quizás porque le estén aplicando la tan llevada y traída austeridad republicana.

El del Asta Bandera, y a escasos 10 metros está otro módulo hecho retazos, descolorido en sus exteriores, está frente al restaurante Bocana Beach I, entre el polvo de la avenida Costera Miguel Alemán Valdez.

La misma situación degradante lo tiene el módulo de información turística de Caleta.

COMPARTIR