Por: Hernán González Rodríguez

La revista Time publicó el pasado 8 de octubre un artículo que se puede consultar por Google, digitando: “A New Study Confirms Remdesivir’s Effectiveness as a Coronavirus Treatment”, autoría de Alice Park, cuya traducción y resumen son los siguientes:

“En un reporte publicado también el 8 de octubre pasado, los investigadores confirmaron en la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine que el remdesivir sí es benéfico para tratar a los pacientes con COVID-19”.

“El remdesivir es una droga antiviral que ya cuenta con autorización de emergencia de la U.S. Food and Drug Administration (FDA) para tratar a cualquier persona hospitalizada por el COVID-19. Esta autorización significa que los médicos ya pueden recetar una inyección intravenosa de la droga para las personas infectadas con SARS-CoV-2 y que se encuentren hospitalizadas”.

“La droga fue autorizada, inicialmente, solo para aquellos que requerían oxígeno y ventilador para respirar. Pero a partir de agosto pasado, los médicos comenzaron a aceptar que tratar a aquellos que no están tan enfermos podría resultar aún más beneficioso, por tal motivo incluyeron a las personas con evidencia de enfermedad respiratoria, pero que aún no requerían oxígeno ni ventilador”.

“El remdesivir trabaja confundiendo la habilidad de los virus para fabricar más copias de ellos mismos, lo cual ayuda tanto a los pacientes en las etapas iniciales del COVID-19, como a aquellos con síntomas más avanzados”.

“En el último informe de los investigadores de un equipo liderado por el Instituto Nacional para las Alergias y las Enfermedades Infecciosas, publicado en mayo pasado, tras probar el remdesivir y un placebo en forma aleatoria sobre 1.062 voluntarios, el 85% de los cuales evidenciaban uno de los tres síntomas siguientes: neumonía; niveles de oxígeno en la sangre por debajo del 94%, respirando en espacios abiertos; necesidad de oxígeno con ventilador. El resultado para los participantes, con síntomas tanto leves como severos, demostró que los que habían sido medicados con remdesivir fueron dados de alta cinco días más temprano en promedio que quienes recibían el placebo”.

“Las pruebas demuestran que la droga funciona tanto para los enfermos con más de 10 días de síntomas, como para los de menos de 10 días que aún no han sido hospitalizados. Los ensayos están explorando si el remdesivir puede reducir la progresión de COVID-19 incluso en personas que no están hospitalizadas, y prevenir que se enfermen hasta el punto de tener que solicitar una admisión.

“En vista de que las inyecciones intravenosas pueden limitar el uso del remdesivir, el laboratorio estadounidense que lo fabrica, Gilead, está probando ya una versión inhalada de la droga para facilitar su uso”.

Quien esto escribe ha averiguado que el costo de un tratamiento de cinco inyecciones durante cinco días en los Estados Unidos asciende a US$2.340 por paciente. Gilead habla de reducir su precio para hacerlo accesible en muchos países. Entiendo que el remdesivir figuró entre las medicinas recetadas al presidente Donald Trump contra el coronavirus.

 

COMPARTIR