Prevé Arquidiócesis incremento de procesiones en el transcurso de los días

 

Por Eduardo Salgado Sánchez

 

Hasta al día de ayer la Catedral de Nuestra Señora de la Soledad ubicada en el Zócalo de Acapulco informó el registro de 77 peregrinaciones en honor a la Virgen María de Guadalupe, sin contar las procesiones que arriban al templo sin registro previo.

Este domingo primero de diciembre iniciaron las procesiones a la Virgen Morena. Cientos de fieles católicos salieron a las calles del puerto con la fe en alto y con la esperanza de que la paz vuelva a la ciudad.

Al respecto en un comunicado de prensa, el Arzobispo de Acapulco Leopoldo González González previó que con el paso de los días, el registro de procesiones incremente camino al 12 de diciembre, día dedicado al fervor guadalupano.

“El mes de diciembre se vive en Acapulco con un tono festivo muy intenso. Las peregrinaciones con la imagen de la Virgen de Guadalupe, a partir del día primero, y la gran celebración del día 12, aniversario de su aparición en el Tepeyac, son parte muy importante de estas fiestas”, externó el prelado católico.

Monseñor Leopoldo comentó que en los próximos días las principales avenidas del puerto se inundaran de miles de peregrinos “en busca de una meta que todos anhelamos: la plenitud, la felicidad, la gran paz”.

“Estos peregrinos nos muestran el camino: de la mano de la Virgen van hacia la Casa de Dios. Sólo en Dios puede descansar nuestro corazón. “Quien peregrina «ora» con los pies y experimenta con todos los sentidos que toda su vida es un único gran camino hacia Dios”, comentó.

González González expuso que sean grupos pequeños o grandes, las peregrinaciones son muestras de fe del vivir de cada día.

“Hemos, sido creados para caminar juntos: nos necesitamos unos a otros. Vivir es esperarnos, animarnos, darnos una mano para juntos cantar, caminar y llegar a la Casa del Padre. El buen andar de cada uno es un bien para todos”. 

El monarca de la iglesia oró para que cada paso, canto, oración de cada fiel católico sea una petición de paz y seguridad para Acapulco y la patria al tiempo que pidió a los feligreses anunciar en cada parroquia su llegada.

Finalmente, Leopoldo González suplicó a los creyentes para cuidar de su seguridad y de la seguridad de los peregrinos.

“Ordenarse de tal manera que sólo se ocupe un carril y les resguarde en ese espacio una cuerda o banderines, no lanzar cohetes ante el riesgo que ellos representan y si al ir en nuestro auto nos cruzamos con alguna peregrinación, tengamos paciencia, cuidemos de quienes peregrinan, aprovechemos el momento para hacer una oración por la paz y seguridad en nuestra Ciudad”, puntualizó.

COMPARTIR