Eduardo Salgado Sánchez

Aún y cuando el Ayuntamiento de Acapulco atraviesa por una severa crisis financiera que ha orillado a la solicitud de un crédito bancario para salir de sus compromisos de nómina y pago de prestaciones de fin de año a la comuna, en este fin de año cada Regidor recibirá más de 260 mil pesos por concepto de salarios, aguinaldos y gestoría social.

El Cabildo porteño está compuesto por 20 regidores y dos síndicos: 10 ediles corresponden al partido Morena, cinco al Partido Revolucionario Institucional (PRI), dos del Partido de la Revolución Democrática (PRD), dos del Partido del Trabajo (PT), un edil del Partido Socialista de México (PSM), uno del Partido Acción Nacional (PAN) y uno más del Partido Encuentro Social (PES).

De acuerdo a fuentes internas del área de regidurías, cada edil recibirá 71 mil 377 pesos por concepto de aguinaldo, lo que se sumará a los 28 mil 752 pesos de pago por quincena, es decir 57 mil 504 pesos de salario correspondiente al mes de diciembre donde también se incluyen las percepciones de Apoyo para Vivienda, Educación, Transporte y Despensa.

A lo desglosado anteriormente, se suman los 140 mil pesos para gestoría social, cantidad que los ediles reciben cada mes que equivalen a un millón 680 mil pesos al año.

En suma este fin de año cada edil recibirá un total de 268 mil 882 pesos que multiplicado por los 22 ediles, suman un total de cinco millones, 915 mil 418 pesos.

Apenas hace unos días, medios de comunicación nacional informaron que Los integrantes de la 64 Legislatura, incluidos los legisladores de la Cuarta Transformación, pasarán una feliz Navidad este fin de año, pues la Cámara de Diputados alista una bolsa de más de 164 millones de pesos para pagar las dietas, aguinaldo y “apoyos legislativos” de sus 500 diputados federales.

Según el acuerdo del Comité de Administración, firmado el 25 de septiembre del año pasado, los 500 diputados federales de todas las bancadas parlamentarias recibirán en sus cuentas 328 mil pesos de su dieta, aguinaldo (40 días de dieta bruta) y “apoyos legislativos” con los que se ayudan a solventar salarios y gratificaciones de fin de año de sus colaboradores, así como para mantenimiento de sus casas de atención.

 

COMPARTIR