Por: Dunia Bazán

El mandatario estatal Héctor Astudillo Flores celebró junto a los miles de trabajadores que a diario sacan la cara por Guerrero y reconoció que la lucha sindical fue escrita con sangre y fuego, ahí rememoró a los mártires de Chicago, lo que causó que el Día del Trabajo sea una fecha en la que se reconozca la labor y el esfuerzo de los que todos los días, hacen que el estado y el país crezcan.

Se dijo aliado de todos los trabajadores del estado y reconoció la lucha que se ha hecho a través de los años para dignificar no sólo las labores profesionales, sino también la mano de obra, sostuvo que son los trabajadores de todo México que aportan para el desarrollo económico y resaltó también el aporte productivo que todos los días hacen para que las oficinas gubernamentales y turísticas salgan adelante.

“Estoy contento de estar con ustedes en este 1 de Mayo con todos los que representan organizaciones que buscan la dignidad en el trabajo, el gobernador está con ustedes, es y será su aliado siempre hasta el último día de mi gobierno. Nuestro más amplio reconocimiento a todos los trabajadores especialmente de Guerrero, hoy es el Día Internacional del Trabajo”, expresó Héctor Astudillo.

Ante líderes obreros, trabajadores, integrantes de su gabinete,  funcionarios federales, diputados y del Poder Judicial, acompañado de su esposa la presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo, el mandatario guerrerense, hizo un llamado a cerrar filas contra aquellos que bajo intereses buscan descalificar a la administración estatal y “consecuentemente a los que vivimos aquí, en el sur”.

En un mensaje emotivo, teniendo como fondo las interpretaciones de “la batucada” del Sindicato de Electricistas, Astudillo Flores resaltó la aportación que han hecho los trabajadores a México y a Guerrero, porque “sin ustedes sería muy complicado que los hoteles funcionaran, que las empresas se desenvolvieran con normalidad y que el propio gobierno caminara todos los días en sus oficinas”.

En la Plaza Mexicana del Centro Internacional Acapulco, donde se convivió con la clase trabajadora, el Ejecutivo estatal precisó que Guerrero saldrá adelante y “no nos vamos ni a doblegar ni a espantar por las descalificaciones que en ocasiones salen hacia nuestra tierra”.

El gobernador destacó el aporte que ha hecho la clase trabajadora a la entidad en la industria turística, en la de la construcción y en las áreas del sector productivo, porque sin ustedes no habría la confianza para seguir invirtiendo en Guerrero. Y puntualizó: “Nos da gusto verlos a ustedes, especialmente cuando hay movimiento turístico, llegar a los hoteles a la camarista, al mesero, al cocinero, a la cocinera a sus centros de trabajo”.

Al evento asistieron trabajadores de la CTM en Guerrero, del Sindicato de Música, de la Industria de la Construcción, Sindicato Refresquero, Transportista, del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, entre otros representantes de los sectores obreros y trabajadores sindicalizados, así como legisladores locales y federales.

 

COMPARTIR