Juan José Romero

El Subsecretario de Finanzas, Jaime Ramírez Solís,  al asistir a la instalación del proceso de entrega-recepción en el ayuntamiento de Chilpancingo recomendó a los ayuntamientos garantizar la parte proporcional de las prestaciones de fin de año de sus trabajadores.

Dijo que como gobierno del estado no pueden instruir a los ayuntamientos, pero si recomendarles que así lo hagan para evitar problemas a las nuevas administraciones que estarán entrando en próximos días.

“Son recomendaciones porque al final la Auditoría Superior del Estado es la responsable pero la recomendación respetuosa a todos los integrantes de los cabildos los ayuntamiento de Guerrero, prevengan los aguinaldos, los bonos de fin de año lo que les corresponde a su administración los ayuntamientos salientes”, señaló.

Pero además a las administraciones entrantes, aun tendrán casi tres meses  para trabajar en conseguir recursos para cumplir con la parte de responsabilidad que les toca.

A pregunta expresa, Ramírez Solís dijo que debido a la situación difícil por la que atraviesa el estado financieramente hablando, se aplica una política de austeridad, sin embargo, no descartó que el gobernador Héctor Astudillo, analice la posibilidad de “ayudar” a los alcaldes para solventar sus compromisos de fin de año.

Puntualizó que como Secretaría de Finanzas no cuenta con una bolsa de recursos para poder ayudar a los alcaldes para hacer prestamos económicos, debido también a los compromisos que como gobierno del estado tiene para con sus trabajadores que implica bonos y aguinaldos para 33 mil trabajadores.

Comentó que hasta ahora no hay ninguna solicitud de ningún alcalde que haya solicitado apoyo económico, sin embargo, en caso de presentarse sería para la próxima administración municipal porque serán quienes sabrán si tienen o no la capacidad de pago, finalizó.

COMPARTIR