“Todas somos María Trinidad”, proclamaron las mujeres de una comunidad del occidente de Costa Rica en la que el domingo pasado la mexicana María Trinidad Mathus Tenorio, de 25 años, fue asesinada durante un asalto.

“Todas somos María Trinidad”, proclamaron hoy mujeres y hombres de la comunidad de Santa Teresa de Cóbano, en el occidente de Costa Rica, en una marcha blanca en señal de paz y una vigilia para repudiar el asesinato de una mexicana, de 25 años, ocurrido en la madrugada del pasado domingo en un asalto en una playa, en un hecho que conmocionó a este país centroamericano.

En pancartas como parte de una actividad que comenzó este miércoles en horas de la tarde y se prolongó a la noche, los vecinos exigieron “no más violencia contra las mujeres” y “justicia, más seguridad”.

 

“Todas somos María Trinidad. Ni una menos”, demandaron, en un desfile con rótulos como “el silencio es complicidad. Justicia y seguridad” y “basta de impunidad. Justicia y castigo”

 

“Estamos devastados”, dijo la empresaria hotelera francesa Melanie Alexandre, organizadora de ambas actividades a las que acudió en homenaje a la mexicana María Trinidad Mathus Tenorio, asesinada en playa El Carmen de Santa Teresa de Cóbano, poblado de este país en el extremo sur de la occidental península de Nicoya y sobre el litoral del Océano Pacífico.

 

“Aquí en nuestro pueblo falta presencia policial”, advirtió la empresaria, al subrayar que en esa zona hay cerca de un centenar de hoteles, casas de alquiler, pensiones y otros sitios para el hospedaje de turistas, así como una oferta de restaurantes y centros de diversión que podrían sufrir por el impacto negativo de noticias como el homicidio de la mexicana.

La marcha blanca y la vigilia se llevaron a cabo cerca del sitio de la playa en el que, en la mañana del domingo, fue encontrado el cadáver de la mexicana. Santa Teresa es un poblado que pertenece a la provincia (estado) de Puntarenas.

“Todos salimos de blanco a colocar flores en la playa. Cuando ocurrió el asesinato de María Trinidad, un grupo de mujeres nos unimos para organizar esta actividad por dos cosas: porque no podemos dejar que esto se quede sin que la comunidad proteste y por la memoria de María Trinidad”, explicó Alexandre.

 

COMPARTIR