Agencias

La sonda Hayabusa2 de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) realizó un experimento de colisión exitoso para crear un cráter en el asteroide llamado Ryugu, sobre el cual consiguió aterrizar el 22 de febrero. El objetivo del experimento es recoger muestras de su superficie y analizar su composición.