Agencias

La NASA encontró distintas arrugas en la Luna que, según se estima, aparecieron hace miles de millones de años. De acuerdo con los científicos, estas fallas son una consecuencia de la pérdida de calor, fenómeno que ha causado una serie de temblores, también conocidos como ‘lunamotos’.