Agencias

El propio parque confirmó que esta foto es real. En ella aparece el cuidador Mathieu Shamavu, que capturó el momento, junto a las gorilas huérfanas Ndakazi y Ndeze que viven en el centro de Senkwekwe y al fondo su compañero Patrick Sadiki. Explicaron que este selfie se tomó en «condiciones excepcionales».