Las más de 2,000 personas abordo, entre pasajeros y tripulantes, se dirigen al puerto asiático, donde la empresa afirma que ya tienen todos los permisos para desembarcar. Antes, Tailandia, Taiwan, Japón, Filipinas y Guam habían rechazado a la embarcación por miedo al coronavirus. La tripulación del barco informó que no hay personas afectadas por la enfermedad hasta el momento.