La OMS subraya que el incremento no se debe a que se haya agravado la epidemia, sino a la suma de contagios sin contabilizar

El número de muertos y de personas contagiadas con el virusCOVID-19, el coronavirus, ha aumentado dramáticamente en China, donde el Gobierno ha destituido a los jefes políticos de la provincia de Hubei y la ciudad deWuhan, cuna de la enfermedad, alimentando las especulaciones sobre la gravedad de la epidemia que mantiene en vilo al mundo. El aumento se ha producido después de que las autoridades chinas hayan cambiado la forma de registrar los casos.

Hasta ahora los pacientes se confirmaban por medio de unos test realizados con unos equipos que escaseaban en la provincia y ahora los médicos tienen más atribuciones para poder confirmar un caso.

El coronavirus COVID-19 se ha cobrado en China en las últimas 24 horas otras 254 muertes mientras que 15.152 personas han sido confirmadas como infectadas elevando el total de muertes por la epidemia a 1.621 y el de casos a 67.678, informó este jueves la Comisión Nacional de Salud. En la provincia de Hubei, foco de la epidemia, se contabilizaron 242 muertes y 2.807 nuevos casos.

En un comunicado, la comisión de salud de Hubei dijo que ahora incluiría en su conteo oficial casos que fueron «diagnosticados clínicamente». Esto significa que las imágenes de pulmón en casos sospechosos pueden considerarse suficientes para diagnosticar el virus, en lugar de las pruebas estándar de ácido nucleico. Según su explicación, el cambio implica que estos pacientes podrían recibir tratamiento «lo antes posible» y sus datos serían «coherentes» con la clasificación utilizada en otras provincias.