Esta instalación artística ubicada en calles de la alcaldía Tláhuac cumple con dos propósitos: preservar la tradición de Día de Muertos en México y hacer una protesta por la situación de las calles de la zona.