El actor dio una sorpresa a los que vieron su última película en los cines de Los Ángeles.