Por Eduardo Flores Salado

En la recta final de actividades de la edición 47 del Festival Internacional Cervantino que se realiza en Guanajuato se presentó  “La Diablada” a cargo de danzantes tradicionales de Guerrero como Los Diablos de Teloloapan y Diablos de Cuajinicuilapa.

Con  su ritmos calidos desfilaron a lo largo de la Avenida Juárez hasta la Plaza de San Fernando lugar en donde se ubica La Plaza Guerrero, en donde se llevó a cabo el cierre de actividades de nuestro estado en el FIC 2019.

Durante el recorrido por las calles guanajuatenses los tradicionales diablos interactuaron con los turistas y locales quienes acompañados por los enmascarados buscaban tomarse una foto o danzar con el ellos durante el desfile.

El Estado de Guerrero se hizo presente durante el FIC ya que durante el recorrido con los danzantes la gente salió de sus hoteles y restaurantes asombrados con los sonidos, gritos y al sonido de los fuetazos que estrellaban en el pavimento los bailarines en su travesía que culminó en la Plaza Guerrero en dónde cada agrupacion presentó cuadros de bailes de cada de sus regiones.

Los Diablos de Cuajinicuilapa  cuyo origen se encuentra en los intercambios culturales y sociales de las poblaciones africanas que arribaron al país como resultado del comercio de esclavos provenientes de África hacia América y como parte de las huestes españolas.

Los Diablos de Teloloapan son parte de una de las costumbres y tradiciones de la región norte del estado de guerrero, Teloloapan, Gro es una de las comunidades conocidas por una de las bellas tradiciones que posee.