Juan José Romero

Los videos subidos a redes sociales de Rincón de Chautla, municipio de Chilapa, donde se observan niños y mujeres “armados” son para llamar la atención estatal y nacional, señaló el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza.

 

El prelado católico señaló que el problema en esa comunidad es por tierras, y no por seguridad propiamente, no obstante, consideró que la “autoridad” ha ido perdiendo vigencia en las comunidades.

 

“Guerrero está en manos de narcotraficantes y las famosas guardias comunitarias, y el detalle ahí (en Rincón de Chautla), es vacío de la autoridad, yo le llamo así, ausencia de la autoridad, ojalá y que el estado como lo he dicho, el estado es el gran responsable que haya orden y que haya disciplina dentro de la entidad”.

 

En tanto que la federación considero Rangel Mendoza, “está muy lejos” y cuando llegan a venir, no conocen la situación ni el terreno, ni el modo de pensar de los guerrerenses, haciendo “actos” que en vez de ayudar perjudican, sostuvo.

 

Señaló que los alcaldes tienen sus “propio compromisos”, por lo que no pueden actuar, de ahí que desde su punto de vista quien debe actuar es la autoridad estatal, pese al costo político que pueda traer consigo.

 

Consideró como “una vergüenza nacional” los videos difundidos a través de redes sociales, y es cuando el estado dijo pretende “apagar el fuego”, por lo que señaló existe una falta de sensibilidad de las autoridades para con los pueblos necesitados.

Recordó que el Guerrero existe por lo menos dos antecedentes de costo político, uno es de lo ocurrido en Aguas Blancas en 1995 y la desaparición de los 43 normalistas de Ayotazinapa en ambos los gobernadores, Rubén Figueroa y Ángel Aguirre, respectivamente tuvieron que dejar el cargo.

 

Hoy en día dijo el prelado católico, las autoridades del estado tienen “miedo” de que poda ocurrir una masacre por el costo político que tendrían que pagar.

“Creo que sentados aquí en la cabecera municipal desde un escritorio como van a gobernar, ahí, yo me refiero al Secretario de Gobierno, el secretario de gobierno desde el escritorio y tomando café en el centro las cosas no se solucionan”, sostuvo.

Rangel Mendoza, aseguró además que debido a los compromisos con organizaciones y el propio estado, los gobiernos municipales no tienen autoridad para resolver estos problemas.

Cuestionado sobre el anuncio del presidente López Obrador de legalizar la marihuana y la amapola, de esta última, aseguró si existe una comprobación científica de que se puede obtener morfina, si estaría a favor de su industrialización.

 

Con respecto a marihuana, dijo está de acuerdo siempre y cuando se utilice para tratamientos médicos y no para motivos recreativos, “porque los problemas que está viviendo al juventud o adultos, de inhibición y de problemas, no retacándose de marihuana van a solucionar los problemas”.

Incluso señaló que no se puede comparar lo que ocurre en México con países del primer mundo como Dinamarca, y Holanda  en donde la educación y la alimentación es otra aunado a una pensión, cuando en nuestro país existen limitaciones en todos los sentidos, expuso.

En cuanto a la posibilidad de otorgar amnistía a los grupos criminales, el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa dijo que esta amnistía debe ser restringida, es decir, dar amnistía a quienes son productores de enervantes para poder subsistir, y no a los grandes capos de la droga.

COMPARTIR