Ignacio Hernández Meneses.

Debido a que es un desperdicio lo que se les paga y porque se han convertido en negocios familiares, deben desaparecer los partidos políticos que no dieron el ancho, exigió Miguel Alberto García Maldonado, primer presidente del ciudadanizado Consejo Estatal Electoral en Guerrero en 1996.

“Yo en lo personal siento que es un desperdicio lo que se les paga a los partidos políticos, son demasiados los privilegios fiscales y tanto que es negocios que cuántos partidos políticos hay unifamiliares, por ello deben desaparecer los partidos político que no dieron el promedio es bueno, es sano, los que se tengan que ir”, sostuvo.

Entrevistado ayer brevemente luego de dictar una conferencia magistral ante el pleno de la Comunidad Politécnica de Acapulco que preside José Luis Sánchez Ortíz, el especialista en escenarios políticos electorales, rechazó tajante que el gobernador vaya a quedar atado porque ya no tendrá mayoría en el Poder Legislativo Local, y que por el contrario, con Morena, vaticina que habrá un Congreso activo.

“Ahora el Congreso mayoritariamente va ser de Morena, yo creo no por eso el gobernador va dejar de tener actividad, es lo suficientemente inteligente para tener un Congreso activo y que no sea de su partido político”, explicó luego de rechazar tajantemente que el gobernador vaya a quedar acotado, maniatado, cuando tienen coexistencia el ejecutivo con la mayoría del Congreso del mismo partido, están con las manos libres, “no es cosa de juzgar, simplemente cada quien tiene que hacer su función”.

Miguel García Maldonado se destacó como primer presidente del Consejo Electoral ciudadanizado en Guerrero, cuando la izquierda ganó los primeros 18 ayuntamientos.

 

Triunfo de López Obrador, “lección de democracia ante el mundo”

 

Dijo que en política todo es adaptación, y que López Obrador supo capitalizar la inconformidad de todo un pueblo, “es la inteligencia consistencia adaptada a las circunstancias, el 1 de julio se diluyó el poder pero no pasa nada, de una mano a otra”.

Del triunfo del líder moral de Morena, el ex árbitro electoral en Guerrero reconoció que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador “es un gran estratega que supo detectar en ese viaje sin fin, que tuvo durante tres ocasiones, sentir el descontento, la indignación, la inconformidad de la gente con el sistema”.

En suma, valoró que dimos una lección de democracia ante el mundo, “una persona que crea una organización política con solo cuatro años y gana con un porcentaje tan mayoritario que duplica la votación es inusitado, en forma pacífica, no amanecimos como la Primavera árabe, o como en Indonesia, Singapur, la transición ha sido pacífica y ya por eso debemos dar gracias a Dios”.

Con nostalgia, García Maldonado recordó que a él y a otros notables guerrerenses les tocó construir el primer Consejo Electoral que le quitó al Congreso Local las facultades de calificación de los procesos electorales, “fuimos ratones de laboratorios y que más tarde dio lugar al nacimiento del IFE con Isaac José Woldenberg Karakowsky”.

“Me tocó a mí hacer la proposición de la redacción, el consejo estuvo constituido por ocho miembros y fue aprobado por el 75% de los votos del Congreso, resulté presidente por unanimidad”, puntualizó.

COMPARTIR