Las autoridades locales confirmaron que todos los pasajeros del vuelo directo proveniente de Dubái al aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York han descendido de la aeronave. De los más de 500 pasajeros, 19 están enfermos y los síntomas “siguen apuntando a una gripe”, de acuerdo con Eric Phillips, vocero de la oficina del alcalde de Nueva York.
COMPARTIR