Juan José Romero

Al concluir el evento donde asistió el presidente Andrés Manuel López Obrador, un grupo de trabajadoras de estancias infantiles se manifestó por el recorte anunciado por el gobierno federal, y negaron que a ese nivel, es decir, de las guarderías haya corrupción.

 

“Tenemos una familia y estamos dejando en desamparo a más personas, no somos nada más nosotras, tenemos gente que trabaja, y que necesita de este programa, no le queremos robar, simplemente estamos pidiendo que nos deje trabajar”, manifestó  Rogelia Deloya Villegas, encargada de una estancia infantil del municipio de Iguala.

 

Agregó y con lágrimas en los ojos manifestó su decepción de las políticas que el gobierno de la república está haciendo con este programa, y señalaron que luego del anuncio que hiciera López Obrador respecto a las estancias, manifestó: “de creer ya no creo ni en los reyes magos, pero si el señor lo dice, algo ha de ser”.

Durante su mensaje ante los jóvenes estudiantes, el ejecutivo federal índico que el programa de guarderías infantiles no desaparecerá, y habrá de sufrir cambios que permitan terminar con la corrupción que dijo existe.

En este sentido la inconformes que trataron de acercarse al presidente para entregarle una carta, pero no pudieron hacerlo porque los simpatizantes de “Morena” que “resguardaron” la salida del funcionario federal, puntualizaron que no se niegan a ningún cambio, pero la forma y el trato que dicen han recibido, no lo aceptan.

“Nos están tratando de corruptas, cuando nosotros no asignamos recursos cuando nosotros no estamos entregando el dinero, no pasa por nuestras manos, yo creo que esa parte es la que el señor no entiende, a nosotros no nos dan el dinero, nosotros lo recibimos directamente de quien sea, si el señor dice que somos corruptas creo que es a alto nivel”, expresó Deloya Villegas.

 

Pidieron se finquen responsabilidades de quienes fueron los encargados del programa de la administración pasada, los gobernadores incluso, porque señalaran que lo único que han venido haciendo es trabajar.

 

Añadieron que el gobierno federal no haga que el desempleo crezca como pasaría con la desaparición de este programa, porque para el caso de Guerrero por lo menos quedarían sin empleo entre 5 y 6 mil personas.

 

Respecto a entregar el apoyo de manera directa a los padres de familia, consideraron que si de verdad pretenden terminar con la corrupción, “estamos mal, porque hay papas que no les cobramos y aun así no nos llevan a los niños”.

Refirieron el anuncio hecho por el mismo López Obrador en su conferencia mañanera, de otorgar el recurso de manera directa a los padres y de ellos dependería llevar o no a sus niños a una guardería, “el señor no está retrocediendo, no estamos avanzado”.

Otra de las trabajadoras de nombre Citlalli Miranda que se manifestó en este evento dijo que en las elecciones pasadas, votaron por el hoy presidente de la república y hoy las ha decepcionado con lo que está haciendo.

 

“Muchas de las encargadas y de los asistentes votaron por él, votamos por él  porque queríamos una cuarta transformación, pero una cuarta transformación que tomara en cuenta al país, no que simplemente por una decisión política hiciera a un lado a los niños”, expresó.

Consideró que dejar sin la educación inicial a un niño, es un “crimen” ya que una familia pobre preferirá ni estudiar y guardarse el dinero que reciban los padres de familia.

Señaló que regalar dinero no significa que se genere mejores condiciones para las familias, y agregó que hacerlo (regalar dinero), es para comprar votos con miras a la próxima elección.

Reprochó que hasta ahora no se ha dado el tiempo de escucharlas, incluso señalaron que los diputados tanto federales como estatales han estado con “el mismos sonsonete, y solamente repiten el mismo sonsonete, es que hay corrupción, es que hay estancias fantasmas, pero no dan datos, no dan cifras”, señaló.

COMPARTIR