Bernardo Torres

Chilpancingo, Guerrero.- Maestros del Sector 02 pretenden echar de su escuela a la maestra fundadora del preescolar “Nueva Creación”, recién fundado en el fraccionamiento “Nuevo Mirador”, donde fueron reubicadas las familias damnificadas por los fenómenos meteorológicos “Ingrid” y “Manuel”.

Padres de familia de este asentamiento, en conferencia de prensa este martes, respaldaron a la maestra América Astudillo Leyva, quien fundó este jardín de niños, y gestionó ante las autoridades educativas su clave, la cual están por entregarle, por lo que ahora otros maestros pretenden quedarse con este logro.

Un grupo de madres y padres se dieron cita en las instalaciones que rentan para impartir clases a cerca de 50 niños, donde dejaron en claro que no permitirán que la maestra sea removida, porque es quien dio la lucha con sus propios recursos y quien ha visto por la educación de los niños.

“Estamos hablando de un trabajo de más de dos años, en los que ella pasó departamento por departamento a buscar niños que ya habían dejado de estudiar por la falta de condiciones, por la dificultad para trasladarlos de aquí hasta Chilpancingo”, expuso la madre de familia.

Señalaron que mientras estaban en la lucha, ningún maestro quiso arriesgar su trabajo, o dar clases en las condiciones que había en la colonia, y fue la maestra América la única que asumió la responsabilidad, por lo que no se les hace justo que ahora que ya generó las condiciones pretendan desplazarla.

La maestra tiene a su cargo alrededor de 45 niños, a quienes da clases en un departamento rentado, el cual también paga de su salario, y a veces con aportaciones de los padres de familia.

Hicieron un llamado a las autoridades educativas, directamente a la jefa de sector y a la directora de preescolar, a que en lugar de andar desestabilizando las escuelas, se concentren en destinar más maestros para este plantel, y busquen que se construya un espacio apto para los niños.

Los maestros de la Escuela Primaria y Telesecundaria “Nueva Creación”, también de este fraccionamiento, se encuentran en la incertidumbre, pues fundaron los planteles bajo las mismas condiciones, y temen ser desplazados por maestros que no nada hicieron para concretar la creación de estas escuelas.

Además de que con sus propios medios y con aportaciones de los padres han buscado habilitar aulas con madera y cartón, pues para esto tampoco han contado con el Sector, u otras autoridades educativas, pero tienen que aguantar a fin de unos 200 alumnos de ambos niveles no se queden sin estudiar.

COMPARTIR