El alto al fuego comenzará el día 27 del Ramadán, que en el calendario occidental será el 12 de junio y termina el 19 de junio

Agencias

KABUL.- El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, anunció el jueves una tregua de una semana con los talibanes que coincidirá con el feriado por el final del mes sagrado del islam, el Ramadán.

El alto el fuego comenzará el día 27 del Ramadán, o el 12 de junio en el calendario occidental, y durará hasta el feriado Eid al-Fitr, hasta alrededor del 19 de junio, explicó la oficina del presidente en un comunicado. El acuerdo no incluye al grupo Al Qaeda ni a la milicia extremista Estado Islámico.

Los talibanes no realizaron comentarios de inmediato, que han ampliado de forma constante su presencia en los últimos años, capturando una serie de distritos en todo el país y llevando a cabo ataques casi diarios principalmente contra las fuerzas de seguridad afganas.

El comunicado de Ghani mencionó la reunión de destacados clérigos afganos que el lunes emitió un decreto contra los ataques suicidas e hizo un llamado a conversaciones de paz. Un suicida se inmoló a las puertas del encuentro al final del mismo, matando a al menos siete personas e hiriendo a 20 más en un ataque reivindicado por el grupo Estado Islámico.

Los talibanes criticaron la reunión insistiendo en que su yihad, o guerra santa, contra los invasores extranjeros estaba justificada. En su lugar, instó a los clérigos a alinearse contra la “ocupación”.

Estados Unidos y la OTAN concluyeron formalmente su misión de combate en Afganistán en 2014, pero Washington sigue teniendo miles de soldados en el país que realizan labores de apoyo y contraterrorismo. El gobierno de Donald Trump envió contingentes adicionales para intentar cambiar el curso de la guerra más larga en la que combate el país.

Los insurgentes continuaron con su campaña de ataques. El miércoles, los talibanes atacaron un puesto policial en la provincia oriental de Ghazni matando a tres agentes e hiriendo a cinco más, según Ramadan Ali Mosseny, subdirector de la policía de la provincia.

En la región oriental de Khost, una balacera desde un vehículo dejó cuatro fallecidos y 15 heridos en una mezquita, reportó

Talib Mangal, portavoz del gobernador del departamento. Ningún grupo se atribuyó de inmediato la responsabilidad del incidente, y no estuvo claro cuál era su objetivo.

COMPARTIR