Juan José Romero Ramírez

 

Por unanimidad, con ocho días de retraso y en sede alterna en Acapulco, anoche por fin el Congreso aprobó el Presupuesto de Egresos 2019.

Los diputados de las distintas fracciones partidistas por unanimidad, dieron luz verde al presupuesto por la cantidad de 59 mil 875 millones de pesos, tras varias horas de negociaciones y ajustes presupuestarios, que permitan solventar los problemas de Guerrero, aseguró la presidenta de la mesa directivo del Congreso local, Verónica Muñoz Parra.

Se tuvo que habilitar una sede alterna en el puerto de Acapulco, por los conflictos presentados en la capital del estado por un grupo de inconformes que impidió el acceso a los legisladores, por tal motivo se montó la sesión en el interior del Fórum Mundo Imperial, en forma privada para evitar que se presentaron conflictos durante el desarrollo del pleno.

De acuerdo con los integrantes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, y con fundamento en el artículo 79 fracción segunda y 262, de la Ley Orgánica del Poder Legislativo número 231, se presentó el dictamen al que calificaron como un equilibrio financiero y presupuestal con la Ley número 179 de Ingresos del Estado de Guerrero para el ejercicio fiscal 2019 aprobada por el Congreso.

Indicaron que el  Presupuesto de Egresos para el 2019, asciende  a la cantidad de 59 mil 875.0 millones de pesos, monto que incluye las ampliaciones liquidas de ingresos presupuestales  aprobados por la federación, por la cantidad de 2 mil 596.2 millones de pesos, lo que representa un incremento del 4.5 por ciento respecto del monto consignado originalmente en la iniciativa; cabe señalar que esta comisión dictaminadora, con base a sus atribuciones legales, de manera permanente y coordinada con funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Administración, analizaron, identificaron y determinaron el origen y aplicación de dichos recursos adicionales aprobados para nuestro estado de guerrero y que forman parte del dictamen con proyecto de decreto de Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2019.

De tal forma que el presupuesto modificado para 2019, en relación con el presupuesto autorizado para el año 2018, presenta una variación de 4 mil 353.0 millones de pesos, es decir, el 7.8 por ciento más en términos relativos.

DESTACAN ENTRE LOS RUBROS DEL PRESUPUESTO PARA 2019

  1. La inversión pública para el 2019, asciende a la cantidad de 5 mil 205.9 millones de pesos, el 3.3 por ciento inferior respecto del ejercicio 2018,
  2. Las transferencias a los municipios que totalizan 13 mil 091.8 millones de pesos, que representan el 13.4 por ciento mayor,
  3. Las asignaciones para gasto corriente, que garantizan básicamente sueldos, salarios y prestaciones al personal burocrático, se incrementan en solo el 8.0 por ciento, y
  4. Los recursos para el servicio de la deuda pública serán de 956.5 millones de pesos, que significan el 2.0 por ciento menos a lo autorizado en el ejercicio 2018.

Que precisamente, con las reformas aprobadas para armonizar el marco jurídico estatal, permitirá establecer una mayor vigilancia y fiscalización de que los recursos se apliquen de manera eficiente y transparente, debido a que podrán ser evaluados en cuanto al impacto socioeconómico, mediante el uso de Indicadores de Rentabilidad Social (IRS) y del Sistema de Evaluación del Desempeño (SED).

Derivado del amplio consenso entre las diputadas y diputados de la sexagésima segunda legislatura, así como del análisis de las diferentes propuestas y solicitudes de representantes de diversos órganos autónomos y organizaciones sociales, la iniciativa de presupuesto de egresos que hoy se dictaminó y sometió a la aprobación del pleno,   contiene las ampliaciones liquidas provenientes de la federación canalizadas a la inversión publica por la cantidad de 477.5 millones de pesos, transferencias compensadas con recursos federales por 182.3 millones de pesos y transferencias compensadas con recursos propios por 1,220.8 millones de pesos para fortalecer las funciones de prevención en materia de seguridad pública, para infraestructura educativa y para programas de asistencia social, entre otras.

Que no menos trascendente resulta mencionar que el proceso legislativo para el análisis, discusión y aprobación del dictamen, se hizo en estricto apego a derecho y en específico con lo dispuesto en nuestra constitución local, que en el artículo 67 establece que “las iniciativas de leyes y decretos deben ser analizadas, discutidas, dictaminadas en comisiones y votadas por el pleno”.

POSICIONAMIENTO DEL GRUPO PARLAMENTARIO DE MORENA

“Con absoluta responsabilidad política, las diputadas y los diputados de Morena hemos decidido votar a favor del Dictamen que recae al Decreto de Presupuesto de Egresos del Estado para el ejercicio fiscal del 2019”.

“Votamos a favor porque no seremos quienes vayamos a atentar contra la gobernabilidad y entorpecer el ejercicio de gobierno. Nuestro compromiso social y nuestra responsabilidad institucional como representantes populares ha sido y será siempre velar por el interés general de todas y todos los guerrerenses por encima de cualquier posición partidaria”.

Además indicaron que “nos anima cumplir a cabalidad las expectativas por las que la ciudadanía nos ofreció su confianza a través del voto mayoritario, por lo que hemos marcado la pauta para instaurar un proceso de discusión tolerante y respetuoso de la diversidad ideológica y la pluralidad política al interior de esta Legislatura”.

“Hemos asumido igualmente, la responsabilidad que nos impone el carácter soberano de este Honorable Congreso con absoluta autonomía e independencia; no nos mueve interés distinto que no sea el de construir un presupuesto equitativo, eficiente y dirigido a garantizar la justicia social en favor de quien menos tienen”.

Por su parte, y de manera responsable, “hemos de precisar que llegamos a este momento en el proceso de aprobación del presupuesto, por múltiples factores que atañen a la responsabilidad institucional de los Poderes Públicos y de todas y todos aquellos que en este proceso intervenimos; sin embargo y de manera afortunada, logramos elaborar un análisis a fondo y proponer una reasignación de los recursos que responda a las necesidades de desarrollo de nuestra entidad”.

Por ello, en este contexto habremos de señalar que, en el ejercicio parlamentario y la preeminencia de garantizar la gobernabilidad entre los diferentes actores políticos en el estado, la búsqueda de consensos y acuerdos permitió integrar un Proyecto de Presupuesto equilibrado hasta donde la disponibilidad de los recursos públicos estatales y federales lo permitieron.

 

“Este proceso ha sido inédito en lo que al fortalecimiento de la democracia se refiere: hoy iniciamos una etapa en la que la división y equilibrio entre los poderes públicos se va constituyendo en una realidad en tanto que hemos respondido al interés general de la ciudadanía y no a la voluntad de un Poder Público; con ello, hoy hemos dado el primer paso para avanzar hacia una presupuestación participativa encaminada a construir un desarrollo justo y equitativo”.

MORENA ACTUÓ CON RESPONSABILIDAD MAYORITARIA EN LA LEGISLATURA

1) Reducir de manera significativa el gasto corriente de la administración pública, que de manera injustificada eleva el costo del funcionamiento de la estructura administrativa en la prestación de bienes y servicios públicos, atendiendo al principio de austeridad republicana;

2) Reorientar la inversión pública hacia una distribución cada vez más justa y equitativa entre municipios y regiones, desechando criterios partidistas y privilegiando el bienestar social y la inversión productiva; y

3) Garantizar absoluta transparencia y máxima publicidad en el ejercicio del gasto, ofreciendo certeza y seguridad a la población sobre la aplicación de los recursos públicos.

“Tendremos  presupuesto, como la mandata nuestra Constitución. La decisión de esta Legislatura se espera unánime, en tanto que ha prevalecido entre las distintas fuerzas parlamentarias el consenso político para abonar al desarrollo del estado”.

“Éste ha sido el resultado de un ejercicio mesurado pero firme de nuestra responsabilidad parlamentaria. Hemos hecho valer responsablemente nuestra condición mayoritaria como Grupo Parlamentario respondiendo al compromiso social para construir la Cuarta Transformación del país”.

 

Ante la falta de condiciones para sesionar en la sede del congreso local, los diputados de la 62 legislatura decidieron trasladar el congreso al puerto de Acapulco como sede alterna, para discutir la aprobación del presupuesto para el estado.

Desde muy temprana hora, integrantes de diversas organizaciones campesinas se apostaron en los accesos del Poder Legislativo para pedir a los diputados un mayor presupuesto para el campo, luego de saber de un recorte para este sector.

“Tanto el congreso federal como el congreso local han tomado al campo como un sector que no es importante, en lo que refiere al congreso federal solamente hay escasos uno por ciento de inversión al campo, en lo que se refiere al congreso local hay una propuesta de punto uno por ciento del presupuesto total”, señaló uno de los líderes que se dio cita en la sede legislativa.

Para los campesinos, existe un desinterés total de los diputados hacia la inversión del campo el cual consideran que es el único sector que aporta al menos 4 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB), por lo que consideran que la inversión para el campo debe ser “mucho más importante”.

La falta de apoyos dijo deja en desventaja a los campesinos mexicanos que compiten con los países vecinos del norte del continente de ahí la consideración de que al campo se le debe apoyar con un mayor presupuesto.

“Si no hay una inversión importante en el campo, difícilmente podremos competir pero lo más importante no podemos pensar siquiera en la soberanía alimentaria de la que hemos luchado muchos año y en la que creemos estamos comprometidos no como organizaciones sino como mexicanos”, expuso.

Para el caso de Guerrero en su mayoría, la producción de granos básicos es para autoconsumo en  regiones como la Norte, y la Costa Chica, en donde además se produce ganado quedando muy poco para la venta.

Agregó que no se trata de un asunto de pobreza alimentaria con la gente que no tiene alimentos para consumir y si a esto no se suma la parte de que el gobierno “visualice” las necesidades de inversión al campo, la gente del campo, tendrá problemas de alimentación.

Los inconformes, adheridos todos al Consejo Guerrerense de Desarrollo Rural Sustentable, arribaron coincidieron en que el proyecto de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso local reduce en un 50 por ciento el gasto para el campo en comparación al 2018, en cuyo ejercicio se destinaron alrededor de 600 millones de pesos.

 

Los líderes campesinos denunciaron que el proyecto de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso solo otorga 250 millones de pesos para el campo en este 2019, cuando en 2018 superó los 500 millones de pesos.

Por su parte,  Edel Chona Morales, dirigente de la CNC, defendió que la política de transparencia y vigilancia al ejercicio del recurso público que abandera el gobierno federal en programas sociales, pero rechazó que se reduzca el presupuesto del campo.

Puntualizó que en el Presupuesto Federal de Egresos (PEF) de este año, contempla 8 mil millones de pesos para los 32 estados del país, lo cual, desde su óptica, es mínimo, considerando la desaparición de varios programas como el Proagro, antes Procampo, y el de concurrencia.

Refirió que la reducción del Programa Especial de Seguridad Alimentaria conocido como PESA en un 50 por ciento, además de la desaparición del Programa de Incentivos para la producción agrícola, conocido como Pimaf, es un duro golpe para el sector.

“A Guerrero le faltan recursos con el tema del fertilizante que el gobierno federal había acordado, con los diputados de su partido (Morena), que el fertilizante lo absorbería el gobierno federal, pero ahora resulta que solo hay 650 millones de pesos”, indicó.

El líder campesino recordó que hasta el 2018 el gobierno estatal y los ayuntamientos tuvieron que invertir mil 300 millones de pesos para la dotación gratuita del insumo químico, lo cual se traduce en una reducción del 50 por ciento, y de aprobarse en esos términos, advirtió que 200 mil campesinos no recibirían el insumo, lo que representan unas 300 mil hectáreas afectadas en todo el estado.

De ahí la exigencia de un aumento de mil millones más en el presupuesto de egresos de Guerrero para este año para equilibrar el hueco que provocará la eliminación de varios programas por parte del gobierno federal.

En tanto, José Juan Bautista Hernández, líder de Antorcha Campesina, comentó que la producción agrícola es permanente y que de ese mismo modo deberá respaldarse financieramente, “con ese presupuesto insuficiente, que cada año es menor, no va a haber un apoyo que se sienta en el campo”, sostuvo.

 

Lamentó que la decisión de disminuir los apoyos para el campo traerá graves consecuencias en materia alimentaria, advirtió.

COMPARTIR