Por Ignacio Hernández Meneses

Aunque usted no lo crea, hasta ayer niños pobres de la periferia de Acapulco conocieron la rosca de reyes, les regalaron jugos y juguetes y salieron bien contentos de la cabaña de Guerreros Verdes, y es que hasta este domingo 10, un mes después, les festejaron el Día de los Reyes Magos.

Bettsy Patricia Calvo Valenzuela y Antonio castillo Nava, representantes del Comité Unidad de Colonias, Pueblos y Ejido de Acapulco fueron los anfitriones de este fiestón que tuvieron los pequeños que acompañados de sus padres, hasta ayer disfrutaron de la magia de los Reyes Magos.

Cuando disfrutaban de la presentación de un payaso, arribó la presidenta del DIF-Acapulco, Adriana Román Ocampo, quien les llevó algunos obsequios, convivió con los festejados y platicó con los padres.

Exhortó a las madres a que siempre vayan de la mano de sus hijos, que los guíen siempre por el camino del bien para que sean buenos ciudadanos. Allí, recordó algunas palabras que una niña le dijo a la presidenta Adriana Román, “que los niños no son el futuro sino el presente”.

Adriana Román les aconsejó a que enseñen los valores, sobre todo el agradecer, agradecer por los alimentos, por el salario, por todo lo que la vida nos da.

En este domingo maravilloso, lejos de las balaceras que se suscitan diariamente en sus colonias, las niñas y niños salieron contentos de la Cabaña de Guerreros Verdes, sonrientes, brincando, y es que muchos de ellos por primera vez tienen en un juguete.

COMPARTIR