Ignacio Meneses Hernández

 

¿Por qué tendríamos interés de cambiar al presente liderazgo del partido Morena nacional?

¿Por qué queremos substituir a la dirigente nacional en funciones del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Yeidckol Polevnsky?.

Construyeron el partido, nos dirigieron al triunfo, está posicionado y en el poder y están trabajando en la función pública para dirigir al país.

Con solo seis meses, Morena han introducido varias iniciativas que ahora son leyes que benefician a México.

¿Por qué queremos que desconocidos, vengan a presidirlo? Tenemos a varios “chapulines” que no funcionan, que están practicando el acarreo para las próximas elecciones, que ven con desdén a los morenistas que no han dejado de trabajar desde que colectaron firmas para que Morena fuera partido.

Algunos confunden como un acto de democracia en cambiar de cara nueva aunque sea perjudicial para el pueblo.

Las próximas elecciones internas de Noviembre son cruciales en las que se renovarán los órganos de conducción, tanto nacionales como estatales y los 90 consejeros y 81 comités municipales de Guerrero.

Hay que recordar que estamos tratando de salir de una vida política marcada por la corrupción, la simulación y el autoritarismo.

Para el adversario es más fácil y barato infiltrar al partido de Morena que reconstruir sus propios partidos.

El PRI de seis millones de afiliados ahora se dice que tiene un millón y está en bancarrota.

El PRD su celebración de los 30 años más bien parecía funeral, y el PAN parece que necesita una brújula para saber a dónde va políticamente, desde gritar en nombre de la democracia hasta apoyar al golpista Guaido en contra del presidente Nicolás Maduro democráticamente electo en Venezuela.

Hay que preservar, apoyar al liderazgo que nos llevó al triunfo junto al pueblo, al liderazgo nacional que está trabajando muy de cerca con el presidente Andrés Manuel López Obrador y luchando contra los ataques de los grupos de poder.

Ellos siguen los ataques de vulgarización, principio de una estrategia de propaganda para sacar a la clase política de la Cuarta Transformación, tecnócratas neoliberales que predicen y resulta todo lo contrario, politólogos con dos o más doctorados que no podrán convencer porque sus argumentos son contrarios a la humanidad.

laborexchange@aol.com

 

COMPARTIR