Por Ignacio Hernández Meneses

 

Por inoperante y porque solo gasta gasolina, la Policía Turística debe desaparecer, propuso Alejandro Reyes Martínez, aspirante a la presidencia municipal por el naciente Partido Impulso Humanista (PIH).

Ayer, fue el segundo abanderado a la alcaldía en participar en la jornada Dialogo con candidatos que abrió la representación Acapulco de la Coparmex, quien sostuvo que la Policía Turística ya se agotó, ya no da  resultados positivos ni cumple ya su razón de ser, toda vez que muchos de sus elementos no hablan inglés ni siquiera bien el español.

Alejandro Reyes reiteró que la Policía Turística, solo está gastando gasolina y ya está lejos de la tarea de la atención y prevención del delito.

En otro orden de planteamientos, manifestó que es impostergable diversificar la economía en Acapulco y más inversiones para tener turismo todos los días, porque ya están acabando con la gallina de los huevos de oro.

El abanderado de Impulso Humanista sobre la gente acarreada por los dirigentes de algunos partidos políticos para llenar sus eventos, dijo que le molesta que los traigan acarreados, “pero me entristece más que se dejen acarrear”.

Indicó que tiene un proyecto diferente de gobierno, ya que Impulso Humanista es el único partido que tiene un candidato que representa la preparación, con sangre en las venas y calidad moral.

Y efectivamente, el jurista Alejandro Reyes se opuso en huelga de hambre para exigir que los diputados se den a la tarea de elevar a rango constitucional el derecho a la educación superior, movimiento que puso en riesgo su vida, pero le da autoridad moral para demostrar que no negoció con su protesta.

COMPARTIR