Por Ignacio Hernández Meneses

Don Juan ya no hostigará nunca más a las empleadas del Ayuntamiento, luego de las denuncias se le acabó el fuero, ya que fue cesado como supervisor de la dirección municipal de Recursos Humanos.

El viernes a mediodía, sacó sus cosas de la oficina y se fue. Se le vio pidiendo audiencia en Presidencia, pero no lo consiguió.

Algunas de las agraviadas pidieron a la presidenta Adela Román a que actúe como lo marca la norma y que no sea reubicado de oficina, porque puede repetirse esta lamentable y reprobable historia.

Como informamos oportunamente la semana pasada, trabajadoras del gobierno municipal demandaron que se investigara y en su caso, se destituyera al señor Juan Higinio Tejada.

Señalaron que las estaba hostigando sexualmente ofreciéndoles protección laboral a cambio de sexo. Una de las empleadas de lista de raya, cuyo nombre nos reservamos, pidió que se le castigara.

La trabajadora del Ayuntamiento de Acapulco recordó que el ingeniero Tejada estaba reincidiendo toda vez que hizo lo mismo cuando fue subdirector de Mercados en 2003, “hay testimonio de que hace años hizo lo mismo y fue dado de baja, pero hoy vemos que regresa”.

“Se está aprovechando del proceso de revisión de la nómina y la advertencia de que habrá recorte de personal, ojalá se tomen en cuenta estas declaraciones para que las instancias correspondientes actúen en consecuencia”, reiteró la quejosa.

“La verdad es que es una amenaza para las empleadas que tienen la esperanza de que no las corran de lista de raya, tienen años pero este señor Juan Tejada las está acosando, perro que como huevo aunque le quemen el pinche hocico”, sostuvo la mujer indignada.

En este contexto, también opinó el líder del SUSPEG, Félix Fernando Castrejón quien señaló que de acuerdo con la norma, procediá el cese del responsable de la Supervisión de Recursos Humanos del Ayuntamiento, Juan Eugenio Tejada, acusado de acoso sexual.

El ex secretario general de la Sección XXIV del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) explicó que primero debe atenderse la queja formal –oficio que presentaron las presuntas agraviadas a Juan Carlos Hernández Benavides, director de Recursos Humanos el miércoles 16 de enero pasado-, luego que se investigue y en su caso se proceda contra el presunto hostigador sexual.

Sin embargo, reconoció que debe valorarse el principio de inocencia, y las que acusan deben sostener sus dichos y presentar pruebas, y de encontrase culpable, solo hasta entonces procede desde una amonestación hasta la revisión laboral

COMPARTIR