Pondremos las denuncias, lo vamos a hacer porque lo que queremos es que el pueblo de Acapulco sepa que su presidenta municipal no está coludida con nadie; lo que queremos es justicia porque, todo este desvío de recursos, desfalcos a quién le perjudica  es al pueblo, no al gobierno, aseveró con firmeza la presidenta municipal Adela Román Ocampo sobre la quiebra financiera que atraviesa la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama) y el Ayuntamiento mismo.

En entrevista con Héctor Nájera, en el marco del 18 aniversario del espacio radiofónico de la tarde, la primera edil afirmó que todas las denuncias y carpetas de irregularidades encontradas en el gobierno entregado por el ex presidente perredista Jesús Evodio Velázquez Aguirre están realizándose por abogados expertos en el tema.

“Yo soy abogada, soy penalista, me desempeñé como magistrada en el área penal los últimos siete años de mi vida, entonces hay experiencia en ello, tienen que estar bien fundamentadas –las denuncias-; los desfalcos y desvíos a Adela le impiden hacer un buen gobierno, por la falta de recursos, pero al pueblo de Acapulco le perjudica esta situación porque es el que sufre las carencias”, resaltó.

La munícipe resaltó que al llegar al cargo encontró un sin fin de problemas, una administración colapsada y desvíos de recursos, los cuales ya fueron enterados a la Auditoría Superior del Estado (ASE).

“Nos han venido a  hacer auditorías federales, estatales y se les han dado todas las facilidades se ha entregado documentación; el auditor habla de que no hemos puesto denuncias, corresponde a ellos poner las denuncias pero, si dice que no las hemos puesto, pues vamos a poner pero, nosotros hemos dado la documentación y de información que nos han requerido”, dijo.

COMPARTIR