Enfoque Informativo

Chilpancingo, Gro.- Ante los supuestos resultados emitidos por Cofepris, de que playas de Guerrero  no son aptas para los bañistas, ayer el secretario de Salud en el estado, Carlos de la Peña Pintos aclaró que las playas se encuentran  aptas para los bañistas y visitantes, por lo que no existe riesgo alguno, se puede disfrutar sin que ocasionen enfermedades a la población.

En entrevista el titular de Salud,  dijo que Acapulco se encuentra ubicado en una zona, en donde en época de lluvias, las corrientes pluviales llegan al mar y pueden ocasionar algún grado de contaminación, pero las mismas corrientes marítimas, se encargan de limpiar el agua de mar, por lo que no hay mayores riesgos para su uso recreativo.

De la Peña Pintos explicó que playas como Hornos, Carabalí, Playa Suave, Manzanillo  y Caletilla, por su ubicación en esta temporada de lluvias reciben descargar pluviales por lo que son contaminadas en un menor nivel, pero que son limpiadas por la misma corriente de mar.

El titular de Salud del estado, dijo que existe una estrecha coordinación con el Comité de Playas que encabeza la presidenta municipal, con quien constantemente hacen monitoreo del nivel de contaminación y se aplican las medidas correctivas necesarias.

La Cofepris analizó el agua de mar de 273 playas, de 17 estados costeros, que incluyen los principales destinos turísticos del país y esto arrojó como resultado que la mayoría, 268 son aptas para uso recreativo.

Para que una playa sea apta para el turismo recreativo no debe tener más de 200 estreptococos y enterococos fecales por cada 100 mililitros de agua (NMP/100 Ml), según los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los contaminantes naturales y humanos del agua pueden afectar la calidad de las playas turísticas o las lagunas costeras y convertirlas en no aptas para nadar, pescar o realizar actividades recreativas y deportivas. El cambio de clima también puede afectar las condiciones de seguridad para nadar en cualquier playa, y puede variar su calidad ambiental a lo largo del día, o entre uno y otro día, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

¿Qué causa la contaminación de las playas?

Aunque la contaminación en las playas también se debe a actividades humanas, los fenómenos naturales como mareas rojas, lluvias intensas, huracanes y cambios climáticos inesperados también contribuyen.

El exceso de lluvia durante las tormentas afecta a las playas cuando el agua de zonas interiores busca su salida al mar y esto sucede por su capacidad para acarrear materiales orgánicos naturales, basura doméstica y otros desechos, además de residuos abandonados en las calles pavimentadas, como gasolinas y aceites automotrices, según la Semarnat.

En tanto que la Secretaría de Salud federal, determinó que las playas de Caletilla, Hornos, Suave, Carabalí y Manzanillo, en Acapulco, Guerrero no son aptas para el uso recreativo, de acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Estas playas rebasaron el límite permitido por la Cofepris con base en lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 200 NPM/100mL de enterococos.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, los enterococos son bacterias esféricas que se encuentran de manera natural en muchos organismos, incluidos los humanos, como parte de su excremento.

“En muchos estudios, los niveles de concentración de los enterococos se relacionan con la incidencia de enfermedades adquiridas por bañistas y constituyen un indicador muy importante de la contaminación en las playas y de las aguas salobres”, dijo la Secretaría de Salud.

La Cofepris realizó la toma de muestras de agua de mar durante las semanas previas al actual periodo vacacional, con la finalidad de obtener la media geométrica y generar un valor estadístico que permita señalar si una playa representa o no un riesgo para la salud.

La Secretaría de Salud del Gobierno, a través de la Cofepris analizó el agua de mar de 273 playas, de 17 estados costeros, de las cuales 268 son aptas para uso recreativo.

El nivel que la Secretaría de Salud y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) utilizan para establecer que una playa implica un riesgo sanitario, es de 200 enterococos en 100 mililitros de agua.

COMPARTIR