Roberto Santos

Ante las críticas y rechazo de algunas organizaciones sociales a la creación de la Guardia Nacional, cuyo tema está en el Congreso de la Unión, los gobernadores, en voz de Héctor Astudillo Flores, han señalado estar de acuerdo con este órgano de seguridad pública.

La creación de la Guardia Nacional no será la solución de la violencia, pero algo se debe hacer, porque no hacerlo será irresponsable, señaló el gobernador de Guerrero.

En su discurso, destacó la presencia de la inseguridad, que no es de un estado. “Ya está en el país. Lo vemos todos los días en los noticieros de la radio y la televisión. A veces pega en el sureste, a veces en el centro y a veces en el norte,” insistió.

Ante diputados y senadores, pidió la elaboración de un dictamen que genere las mejores condiciones para que haga posible el surgimiento de la Guardia Nacional.

Astudillo Flores, a nombre de los gobernadores, hizo un reconocimiento a la Marina y la Sedena, porque han estado en el territorio del país y que se les debe dar elementos jurídicos para su participación inicial.

Señaló que están de acuerdo en que no debe militarizarse el país, pero se debe iniciar con ellos y paulatinamente se vayan sustituyendo por civiles.

El tema de que participen los civiles se debe considerar en la convocatoria que ha sido lanzada y que ha tenido aceptación entre la población, dijo ante la presencia también de los gobernadores de los estados.

Reconoció lo novedoso de la Guardia Nacional, pero reparó en la necesidad de que sea híbrida; es decir, que tenga la participación de la sociedad civil y sea evaluada y revisada.

La Sedena, la Marina y la Policía Federal deben de ir dejando poco a poco en manos de los civiles este tema, para concluir que debe ser la Secretaría de Seguridad Pública la responsable de la operatividad de esta corporación.

Precisó que los gobernadores piden que esta guardia no tenga capacidad de investigación pero que tenga la facultad como “primer respondiente, porque sucede que llegan a donde hay un delito y no pueden actuar.”

También se presentó como el portavoz de los gobernadores priistas, quienes están de acuerdo en impulsar el nacimiento de la Guardia Nacional.

Insistió en que el problema de la inseguridad no es de un estado o de un municipio. Es un problema nacional, y abundó en que tampoco es de ideologías, ni financiero.

La violencia golpea todos los días. No respeta pluralidad, horario, región ni territorio. No respeta derechos humanos, puntualizó el gobernador guerrerense.

Por último, pidió que los diputados y senadores tengan mucha precisión en este tema tan importante, de la Guardia Nacional, y de gran trascendencia para los mexicanos y las mexicanas.

Interesante sin duda, la participación del gobernador en un foro donde se está decidiendo las características del cuerpo que se encargará de la seguridad en el país, y ponga de manifiesto la experiencia hasta el momento adquirida, en los distintos encargos de representación pública, y los años que lleva como mandatario del estado de Guerrero.

santos0212@yahoo.com.mx

COMPARTIR