Frida Alvarado

Pese a los trabajos de remodelación del mercado de la Sabana por la Sedatu y gobierno municipal, locatarios continúan laborando en sus puestos y se niegan a retirarse.

Nuevamente, comerciantes del mercado de la Sabana manifestaron su inconformidad por el proyecto de reconstrucción del centro de abasto, debido a que desaprueban el material del proyecto por ser muy “sencillo”.

En declaraciones, Armando Santiago Pérez, carnicero dijo que a raíz de que comenzó la emergencia sanitaria fueron severamente afectados y cuando empezaban a recuperar algunas ganancias iniciaron los trabajos del proyecto, lo cual les parece incomodo porque no pueden cerrar debido a que ellos “viven al día”.

“Trajeron un plano y no nos pareció nada, nadie está de acuerdo…la verdad nosotros vivimos al día no podemos cerrar”, expresó.

El comerciante explicó que de los 40 que se encuentran laborando en el mercado, solo 10 han apoyado el proyecto.

En ese sentido, sin revelar identidad, aseguró que hubo ofrecimiento económico para que los locatarios aceptaran los trabajos, sin embargo él no aceptó.

“Poco los han  ido convención, les han ofrecido dinero… a mí en lo personal me ofrecieron al principio pero yo nunca acepté, hasta dos veces fueron a mi casa y les dije que no”, señaló.

Finalmente dijo que aunque estén realizando las remodelaciones correspondientes, seguirán abriendo hasta donde se les permita vender porque es su única fuente de empleo.

Cabe destacar que esta es una de las obras consideradas de “alto impacto social” presupuestadas para este año por el Gobierno Federal, con una inversión global de 192 millones que dio a conocer el pasado 31 de julio por gestión del municipio de Acapulco.

 

 

COMPARTIR