También en estas zonas los contenedores se muestran saturados de escombros y basura, además de la fetidez permanente, convirtiéndose en un enorme foco de infección.

COMPARTIR