Uno de los pasajeros del crucero ‘MV Greg Mortimer’ se arrodilló y le dio un beso al suelo de Uruguay como muestra de agradecimiento antes de abordar un avión médico hacia Melbourne. Cabe destacar, que el barco estuvo varado en aguas uruguayas desde el 27 de marzo por la crisis del coronavirus y este viernes por la noche se evacuó a 112 australianos y neozelandeses. De los 128 pasajeros y 83 tripulantes, “un alto número” dio positivo a pruebas del COVID-19, según informó el 5 de abril la Cancillería uruguaya.

COMPARTIR