Por: Dunia Bazán

Respecto a los nuevos parquímetros, empresarios dijeron que éstos no solucionarán el problema de movilidad de la ciudad, porque los negocios de la costera Miguel Alemán y otras avenidas principales no tienen al menos un cajón de estacionamiento para sus clientes como lo establece el Reglamento de Construcción del municipio en el artículo 82 puntualizó José Luis Sánchez Ortíz, presidente de la Comunidad Politécnica de Acapulco y acasocio.

Entrevistado luego de la sesión de grupo ACA celebrada todos los miércoles, Sánchez Ortíz mencionó que el 95 por ciento de negocios en la costera no cumplen con las medidas de construcción de manera que están siendo solapados por las autoridades que deberían vigilar se respete el reglamento para beneficiar a la movilidad en la ciudad.

“La calle es vialidad para moverse, ya sea vehicularmente y las banquetas son para movilidad peatonal y están invadidas por el comercio ambulante y semifijos, los transeúntes caminamos sobre la calle y ahora quieren establecer de manera legal el uso como estacionamiento de la vialidad cuando lo que nos hace falta es vialidad”, por lo que el proyecto de parquímetros está mal enfocado.

Por su parte el arquitecto Jaime Morales opinó que el problema es movilidad y para solucionarlo se deben implementar más estacionamientos, situación que se está ignorando, de manera que ningún parquímetro abonará a beneficio de la circulación en la ciudad porque el espacio está sobre la vialidad, es decir que no debe ser estacionamiento.

“No es poner parquímetros, es darle una solución al problema de estacionamiento, porque la industria automotriz sigue vendiendo cada día más coches, esto más bien es una manera de solucionar el problema de tipo económico del ayuntamiento para tener más ingresos pero no para solucionar un problema, lo que hay que solucionar es la movilidad en la costera y no se resuelve comprando parquímetros”, expresó.

Señaló que la estrategia correcta es quitar las áreas del estacionamiento en la Costera, tal como lo hizo Ruiz Massieu en 1988 “y aunque fue muy criticado la propuesto tuvo grandes beneficios”, comentó.

 

COMPARTIR