Por Ignacio Hernández Meneses

Maestros y padres de familia del jardín de niños “Francisco Lago”, de Paso Limonero, exigen justicia por el maestro Edwing, de Educación Física, que fue levantado y ejecutado la mañana del sábado.

Visiblemente indignados, los tutores demandaron de las autoridades, una investigación a fondo y “que no se le dé carpetazo” como ha ocurrido con otros casos derivado del lamentable y preocupante ambiente de violencia que se vive en Guerrero.

Recuerdan que el ahora occiso era un profesor muy querido por sus pequeños alumnos del kínder, “era muy dedicado a su labor, siempre atento y puntual, nunca tuvo problema con nadie”.

En el patio del plantel, los educandos, padres de familia, las educadoras y familiares lo despidieron antes de ser trasladado a su natal Tixtla de Guerrero donde fue enterrado. En el homenaje, se le reconoció vida y obra, le lloraron y aplaudieron.

Congregados en el plantel, a una sola voz, la comunidad escolar reiteró su demanda de justicia.

COMPARTIR