Eduardo Salgado Sánchez

El tema de la prevención de riesgos se ha olvidado por parte de Protección Civil Municipal, se ha retrocedido en la materia al no acatarse los protocolos de alerta existentes por amenazas de lluvias, no hay simulacros, no hay trabajos para prevenir desastres, criticó Melquiades Olmedo Montes, ex coordinador de la dependencia en el municipio de Acapulco.

En declaraciones a reporteros, Olmedo Montes señaló que los protocolos son claros en marcar que el primer respondiente ante una posible contingencia es Protección Civil municipal y que las lluvias de ayer, dejaron entrever la omisión e inexperiencia de la dependencia a cargo de Cuauhtémoc Gayosso Pérez.

Criticó que fue la Secretaría de Protección Civil estatal la primera que el lunes por la tarde, repitió el reporte Sistema Meteorológico Nacional (SMN) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), quienes a través de boletines meteorológicos anunciaron “una posible emergencia” por fuertes lluvias y vientos.

“El alertamiento debió ser motivo de alarma, ya no de alerta, si no de alerta para quienes están al frente de Protección Civil Municipal y debieron emplear medidas como spots en la radio, enlaces telefónicos en televisión, perifoneo en las zonas de alto riesgo, brigadistas en diversas zonas que estuvieran encabezados por responsables de dependencias municipales”, resaltó.

Recordó que cuando fungió como coordinador de la dependencia en el trienio del ex alcalde Manuel Añorve se creó un sistema de alertamiento donde cada dependencia tenía a un cargo una zona, “por ejemplo la zona 1 y 2 de Pie de la Cuesta estaba a cargo de la Capama”. 

Detalló que en aquel entonces el municipio fue dividido en 20 zonas donde los funcionarios emprendían recorridos para avisar a las personas sobre el último reporte meteorológico y de ser necesario, proceder a la evacuación de viviendas, acciones que hoy, resaltó, quedaron en el olvido.

Afirmó que la “curva del aprendizaje” puede salir caro a los acapulqueños y cuestionó porque hasta el momento no se ha efectuado algún simulacro de lluvias para que la ciudadanía sepa cómo actuar en caso de una contingencia.

Calificó de oportuno que las lluvias de ayer solo causaron daños materiales y no pérdidas humanas, “pero si las hubiera habido, sería grave”.

“Nos falta aprender, hay que recordar que con la vida no se juega y hay que recordar que el fin de Protección Civil es salvaguardar la vida, el patrimonio y el entorno ambiental; lo hemos dicho hasta el cansancio, no hay interés de los encargados actuales, Protección Civil no es para que vayas a lucirte, para que ocupes un cargo por ocuparlo, el encargado tiene que meterse al cauce, estar en plena lluvia y no dormido en tu casa”, concluyó.

 

 

 

COMPARTIR